La Contaminación que No Se Ve.

octubre 5, 2009

Antenas de Telefonía Celular 31-07-02 Por Liliana Alvarez * Un conjunto de empresas está llegando a los consorcios con una oferta muy tentadora de dinero para colocar antenas de teléfonos celular en las terrazas. La idea es que la gente firme rápido y sin pensarlo. Las empresas quieren conseguir muchos contratos antes de que salga una normativa que les va a poner restricciones. “Todos los copropietarios de mi edificio recibimos una carta con una propuesta de una telefónica para que en el lapso de una semana, votáramos por si queríamos la instalación de una antena. Nos ofrecían u$s 1.200 por mes, a pagar por adelantado un año, con una duración de 10 años, o para siempre, si queríamos. La carta era sospechosa: Era corta y la oferta tentadora y no había motivo de preocupación evidente porque esas antenas ya estaban instaladas en colegios y hospitales, decía la empresa convocante. Lo primero que pensé fue: “Es mucha plata para el consorcio”. Pero luego dudé y llamé al pediatra de mi hijo, para descartar un problema de salud. El me dijo: “Yo no la pondría en mi edificio”. Y nada más. A partir de ahí empecé a investigar por mi cuenta. “Estas aseveraciones pertenecen a Irina Fallik, vecina de Palermo Viejo quien después de un largo raid por oficinas públicas (Centro de Gestión y Participación de su barrio, Dirección General de Interpretación Urbanística, Defensoría del Pueblo, sede de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre otras) recaló en la Sociedad de Fomento de Palermo Viejo y consiguió una convocatoria conjunta de esa entidad y la Defensoría Adjunta, a cargo del Lic. Antonio Elio Brailovsky a fin de que los vecinos tomen conciencia del peligro que significa esta oferta tentadora. “Hay un debate científico sobre si las antenas de teléfonos celulares contaminan o no”. Conforme la OMS, todavía no se han terminado los estudios como para asegurar que contaminan pero lo cierto es que irradian ondas electro-magnéticas que pasan por el cuerpo humano y esto provoca disturbios en la salud”. Y añadió. “Por otra parte, el comité encargado por ese organismo del tema, indica que es prudente no colocarlas hasta 500 metros de lugares donde vivan chicos”. “A raíz de un juicio realizado y ganado por un pasajero que viajaba en subterráneo en Venecia, a quien la proximidad de un celular interceptó su marcapasos se prohibió el uso de celulares en ese medio de transporte, disposición que luego se extendió a toda Italia”. Algo parecido sucedió en Japón donde en ningún medio de transporte se puede ingresar con teléfonos celulares. No menos interesantes son las apreciaciones de Noemí Hakel, presidenta de la Sociedad de Fomento de Palermo Viejo: “Cuando vino Irina con esta inquietud, fue la primera vez que nos pusimos en contacto con este tema. Teníamos gente especializada justamente en temas de consorcio en la asamblea de nuestra sociedad, de modo que se la asesoró para que pueda manejar el tema en la asamblea de su consorcio”, informa. Y continúa: “Cuando oímos que el radio de influencia de las ondas electro-magnéticas de las antenas de teléfonos celulares era de más de 500 m y no sólo afectaba al edificio, a todos nos temblaron las piernas”. Fue entonces que decidieron la convocatoria conjunta en la plaza Cortázar a las 6 y media de la tarde del lunes 23 de abril pasado. “A la gente le despertó mucha inquietud este tema. El arquitecto Ezequiel Beilía, necesitaba información, pues esa noche se trataba el tema en la asamblea de su consorcio. Inclusive se acercó una persona del barrio que tiene una antena instalada en su edificio y estamos tratando de averiguar donde hay más de estas antenas en la zona. Vamos a realizar una recolección de firmas que haremos llegar tanto al Lic. Antonio Brailovsky como a todas las autoridades del Gobierno de la Ciudad, solicitando la detención de instalaciones de estas antenas en toda la ciudad de Buenos Aires hasta tanto se establezcan normativas y se estudie y difunda los efectos que provoca en la salud”, enfatizó Hakel. Antonio Brailovsky fue más allá: ¿Qué hace uno frente a estas disquisiciones científicas de que hace o no daño a la salud?, se preguntó. “Una opción es que hasta que no esté comprobado que hace daño no hago nada y lo sigo usando y otra hasta que no esté comprobado que esto es inicuo no lo sigo usando. El problema es que si dentro de 10 años se comprueba que esto si provoca cáncer ¿Vale la pena arriesgar la vida por unos pesos? Uno tiene una sola vida que la puede pasar con más dinero o con menos, pero una sola”, dijo. ¿Por qué de esto se sabe poco?, -se preguntó- porque detrás de esto no están solamente las empresas de telefonía móvil, sino que también está todo el sistema militar, el sistema de comunicaciones de las fuerzas armadas y de seguridad, puede entrar en la misma situación que las antenas de telefonía celular. Con lo cual hay un interés militar. Se da la paradoja que hay un grupo de empresas que está avanzando muy rápido, amparado en que no hay una normativa que lo controle: Existe un sistema militar internacional que le da una especie de paraguas para avanzar. Por otra parte, son pocos los medios de comunicación que se atreven a pelearse con un avisador: En cualquier medio de comunicación la censura de un Gerente de Publicidad siempre fue más estricta que la de cualquier Coronel. Si el sector de poder está presionado por empresarios y militares, que nos queda como defensa a la comunidad, necesitamos formas de organización vecinal, para que la gente reflexione si vale la pena arriesgar la vida por un poco de dinero. El tema de las redes asociativas son el punto último de defensa de la sociedad, apoyándose unos a otros y darse la información que de otro manera le están negando”, concluyó. Otros testimonios indicaron que en Lanús (la gente llegó hasta esta convocatoria porque no sabía a quien dirigirse en su jurisdicción), desde que está instalada, una antena que se colocó sobre un edificio de dos pisos, además de fisurar la estructura del mismo, se provocan asiduamente diferentes patologías: Un joven de 19 años, sufre de presión alta; el ex dueño del inmueble, que vivía a cuatro cuadras del mismo falleció de cáncer el año pasado y un joven de 37 años sufrió un infarto cerebral que lo impide considerablemente. No todos los comentarios son negativos: El arquitecto Beilía consensuó en su edificio para que no se coloque la antena y todo aquel que quiera ayudar puede apersonarse a la Sociedad de Fomento de Palermo Viejo y firmar el acta que Noemí Hakel prepara con el fin de activar la prevención. Así sea. LA TELEFONÍA CELULAR EN EL MUNDO A los vecinos que han recibido una oferta de alguna empresa de telefonía móvil, para la instalación en su azotea de una antena o estación base de telefonía móvil, les recomendamos hacer estas preguntas: ¿Qué sistema de votación es necesario en la asamblea del consorcio donde se trate el tema? ¿Puede oponerse algún vecino? ¿Proporcionan las empresas suficiente información sobre los efectos presentes y futuros de la antena que se pretende instalar? ¿Es la depreciación del valor de los pisos un perjuicio real para el inmueble? ¿Qué pasa con la responsabilidad civil de los propietarios frente a posibles perjuicios físicos, psíquicos y patrimoniales que se puedan producir a los vecinos de edificios colindantes? ¿Qué efectos puede producirse en el edificio por la instalación de una antena de telefonía móvil? Las empresas suelen abordar a los vecinos con los beneficios de la oferta, este es el efecto más claro y directo que los vecinos perciben en un primer momento: El consorcio cobrará una cantidad que oscila entre los 15.000 y los 20.000 de pesos anuales. Las cantidades aumentan o disminuyen según el lugar y la necesidad de la antena y también porque cuando surgen reticencias por parte de los vecinos, las compañías suelen elevar la oferta. Si los posibles efectos perjudiciales, derivados de las ondas de las antenas, son los argumentos del rechazo, las empresas manifiestan que instalarán la antena en el edificio de enfrente, lo cual no los exime de recibir las ondas de la antena. En ese caso el consorcio no cobrará ningún dinero. Hay que evaluar el sobrepeso en la estructura del edificio, ya que este tipo de antenas suele pesar varias toneladas, y no sólo se instala la antena, sino también distintos equipos y transformadores, peso que en los años siguientes puede ampliarse sin haberse consignado en el contrato. Otro efecto directo, derivado de la instalación de antenas de telefonía, y que a simple vista no se percibe, es el producido por el funcionamiento normal de la antena. La antena instalada en la azotea del edificio cubre una zona determinada, y envía y recibe señales de todos los teléfonos móviles que se desplazan por su zona. Estas señales que recibe y emite se denominan ondas electromagnéticas. Estas ondas no se ven, no se huelen, son invisibles, y se desplazan por el espacio sin necesidad de cable, ni soporte material alguno. Penetran fácilmente en edificios y personas (algo lógico, porque si no, no sería posible la comunicación a distancia). La potencia de estas ondas electromagnéticas va disminuyendo conforme se van alejando de la antena (alrededor de la cual se producen los niveles más altos de emisión). Como hemos dicho, estas ondas son absorbidas fácilmente por el cuerpo humano, en el que producen unos determinados efectos biológicos. Pero el problema se plantea por la falta de acuerdo de los científicos sobre cuales son los niveles perjudiciales. Existe acuerdo en que cerca de la antena (en un radio de 3 a 6 metros) los niveles serían demasiado altos y perjudiciales para el ser humano, pudiendo producir efectos térmicos o calentamiento, en exposiciones cortas. Por eso se recomienda vallar las antenas y que el público no pueda acercarse a las mismas. Esto obviamente, podría plantear un problema con las antenas instaladas en las azoteas, ya que los pisos situados inmediatamente debajo, y enfrente, recibirían de forma continuada las emisiones más altas de campos electromagnéticos. También hay que tener en cuenta, que incluso respetándose estos límites, pueden producirse problemas para las personas que lleven marcapasos: Pueden verse interferidos por las ondas emitidas por la antena, incluso en niveles muy bajos. Pero el problema se plantea con las exposiciones a largo plazo. ¿Qué sucede cuando una persona vive, duerme, trabaja, juega o estudia, mes tras mes y año tras año, cerca de una antena de telefonía móvil?. Su cuerpo se va a ver expuesto de manera continuada a niveles de emisión mucho más bajos que los que recomiendan las normas de protección (que sólo tienen en cuenta exposiciones cortas, por ejemplo de 6 minutos). No se van a producir quemaduras ni calentamiento, porque no están expuestos a niveles muy altos. Muchos científicos avisan de que se pueden producir otro tipo de efectos no térmicos, derivados de niveles mucho más bajos y de una exposición a largo plazo. Estos efectos, podrían producirse en las personas que pasan largos períodos en un radio de hasta 300 o 500 metros de una antena, (teniendo en cuenta que cuanto más cerca se esté, más alta será la potencia que se está recibiendo). Es así como muchos países y ciudades: Suiza, Italia, Suecia, los Países del Este (que llevan décadas investigando este tema), ciudades australianas, la ciudad de Toronto (en Canadá), Salzburgo (Austria), han establecido normas que obligan a situar las antenas a 100, 200 e incluso 500 metros de lugares habitados. Las últimas recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) pide el alejamiento de los colegios, hospitales, centros geriátricos, ya que algunos estudios científicos sugieren que niños y ancianos pueden ser los más afectados por una exposición continuada. Allí, se está aplicando actualmente una política de precaución, ya que algunas investigaciones científicas han establecido que la población expuesta de forma continuada a niveles de radiación similares a los emitidos por las antenas de telefonía móvil podrían experimentar un incremento de: Abortos, daños en el ADN, cambios en la actividad eléctrica del cerebro y en la presión sanguínea, descenso de los niveles de melatonina, depresiones, insomnio, dolores de cabeza, síndrome de fatiga crónica, afección del sistema inmunológico, cáncer, tumores cerebrales y leucemia infantil. Por este motivo, la OMS inició en el año 1996 el “Proyecto CEM”, destinado a estudiar los efectos sobre seres humanos de los campos electromagnéticos, y que quiere fijar unos límites de exposición uniformes para todos los países. Este proyecto expondrá sus conclusiones en el año 2005 o 2006, ya que son necesarios todavía numerosas investigaciones científicas. El director de este Proyecto de Investigación, declaró hace poco que: “Los teléfonos móviles han estado a nuestro alrededor desde hace menos de 10 años, y el periodo de incubación para el cáncer es de al menos 10 o 15 años. Por tanto, necesitamos realizar estudios para que si hay un impacto, se puedan encontrar en un tiempo razonable”. En esta línea, la Unión Europea ha recomendado a los países miembros que adopten políticas de precaución, y que sigan investigando y ha iniciado un proyecto para aclarar los posibles efectos de los campos electromagnéticos derivados de la telefonía móvil, en el que intervienen investigadores y hospitales de 9 países europeos. En el año 1999, ante la preocupación y alarma social existente en el Reino Unido, el Ministerio de Sanidad británico, creó un “Grupo de Expertos Independientes en Telefonía Móvil”, formado por médicos, biólogos, ingenieros, etc., que emitió su Informe en mayo del año 2000, y de él cabe destacar la siguiente conclusión: “No es posible en el momento presente afirmar que la exposición a radiofrecuencias (derivadas de la telefonía móvil) a niveles inferiores a los establecidos en las normas de seguridad nacionales, no tenga ningún efecto potencial adverso sobre la salud, y que las lagunas en el conocimiento son suficientes para justificar una política de precaución”. Y es que, no existe acuerdo entre los científicos sobre si la exposición residencial a las ondas de una antena de telefonía móvil puede conllevar riesgos para la salud humana. Pero al mismo tiempo, existe un amplio consenso respecto a que no ha sido demostrado que la exposición a estas ondas sea absolutamente segura. Este desacuerdo se produce porque es complicado realizar este tipo de experimentos en laboratorios, y hace falta por tanto, esperar a los estudios epidemiológicos. En definitiva, y hablando crudamente, hay que esperar a que se empiecen a manifestar los síntomas y enfermedades en la población expuesta. Y esto tardará todavía algunos años, ya que la tecnología de telecomunicaciones móvil, y la exposición masiva de grupos de ciudadanos a las ondas de sus teléfonos y antenas, es un fenómeno muy reciente. Cada vez se alzan más voces señalando la falta de ética de esta forma de actuación, y el hecho de que, subordinándose la salud y la seguridad de los ciudadanos a intereses económicos, se haya extendido de una forma tan amplia esta tecnología, sin que todavía se conozca su posible repercusión a largo plazo en la salud humana. Por este motivo, muchos países y ciudades, están adoptando políticas de precaución, a la espera de los resultados de las investigaciones científicas, procurando mientras tanto, apartar las antenas de telefonía móvil de viviendas, hospitales y escuelas. Hay también un importante efecto colateral ante la información constante en la prensa y medios de comunicación, sobre posibles efectos perjudiciales de las antenas, manifestaciones de vecinos que se oponen a su instalación, etc. La mayoría de la gente ni siquiera sabe lo que son los campos electromagnéticos. Pero poco a poco, y cada vez más, empiezan a aparecer noticias en prensa y televisión, y la gente empieza a percibir un peligro en la cercanía de estas instalaciones. Llegará un momento donde, prácticamente será imposible instalar una antena de telefonía móvil sin la oposición y protestas de los vecinos de la zona. Hay que tener en cuenta, también un claro efecto sobre el valor de la propiedad inmobiliaria, ya que una persona que haya leído este tipo de noticias, lo pensará dos veces antes de comprar una vivienda cercana a una antena. Y es que como señalan los tribunales norteamericanos en temas similares (por ejemplo, “Criscuola v. Power Authority of the State of New York”, “San Diego Gas and Electric Co. v. Daley”): “Si el miedo tiene fundamento científico o no, es irrelevante, ya que la cuestión central es el impacto en el valor de mercado. Los efectos adversos para la salud no son el punto en estos casos: El asunto es la completa indemnización al propietario por la pérdida del valor de su propiedad”. “La cuestión no es si la radiación electromagnética es o no peligrosa, sino la percepción pública del peligro que puede tener efectos devaluadores del precio de la propiedad”. Dado que la telefonía móvil es un fenómeno relativamente reciente, no existen todavía muchos estudios sobre los efectos en el mercado inmobiliario de la instalación de estas antenas. Pero existen numerosos estudios realizados en Estados Unidos en los últimos años, y que se refieren a viviendas cercanas a líneas eléctricas. Las conclusiones de estos estudios se pueden aplicar totalmente a las antenas de telefonía móvil, y ello porque existen una serie de elementos comunes, que de coincidir, producen un claro efecto en el mercado inmobiliario: Ambas instalaciones emiten campos electromagnéticos, aunque en distintas frecuencias. Los científicos no se han puesto todavía de acuerdo sobre si esos campos son perjudiciales o no para la salud, y siguen investigando. Son instalaciones muy visibles y cercanas a las viviendas, escuelas, parques, etc. Publicidad en radio, prensa y televisión locales, sobre manifestaciones, protestas y denuncias, relacionados con posibles efectos en la salud de este tipo de instalaciones. Como conclusión podemos decir, que hasta que los científicos se pongan de acuerdo con sus investigaciones y/o estudios epidemiológicos, todos estamos participando mundialmente de un gran laboratorio donde las antenas se siguen colocando sobre nuestras cabezas.-

* Liliana Alvarez lilianalvarez@ciudad.com.ar

Campos electromagnèticos, por Dr. Arturo Madina Oleastro (26/06/2006)

Como bien dice el artìculo,citando actuaciones en EEUU,aunque referidos a la desvalorizaciòn delos inmuebles, con màs rigor debe tomarse esto cuando la probable afectaciòn es sobre la salud humana. Y es que no se debe esperar a que se llegue a demostrar si los campos electromagnèticos producen daños o no a la salud de las personas. Por ello la legislaciòn nacional, establece que cuando haya peligro de daño grave o irreversible la ausencia de informaciòn o CERTEZA CIENTIFICA no deberà utilizarse como razòn para postergar la adopciòn de medidas eficaces, en funciòn de los costos, para impedir la degradaciòn del medio ambiente. Y ese es el ambiente en el cual vivimos, donde nos desarrollamos,formamos parte del mismo, en este caso, del medio ambiente urbano, es decir en las ciudades. Asimismo, toda actividad que sea susceptible de degradar el ambiente…O AFECTAR LA CALIDAD DE VIDA DE LA POBLACION, en forma significativa, estarà sujeta a al propcedimiento de evaluaciòn de impacto ambiental, previo a su ejecuciòn, sin lo cual, la actividad no podrà desarrollarse. Estimo que el juego armònico de estos dos conceptos (falta de rigor cientìfico y evaluaciòn de impacto) son harto suficientes para defender la calidad de vida de la poblaciòn en el caso concreto que tratamos. (*)Especialista en Derecho Ambiental. Director del Inst. de Derecho Ambiental del Colegio de Abogados de La Plata)

Antenas de telefonia celular, por Darío González (20/10/2006)

Hola les cuento a todos que soy tecnico electrónico y conozco un poco de esto y la verdad es que las altas frecuencias son malignas para el sistema inmunitario. es peligo de un caáner por la cercanía de estas antenas es verdad y sino se comprobó scientíficamente es porque no conviene las empresas de celulares ganan millones de millones …. tengo un amigo radioaficionado que trasmitía altas frecuencias y prácticamente se quedo ciego el médico le dijo que la ceguera era causa de las altas frecuencias. conozco una antena que estaba en Ranelagh y la tuvieron que sacar porque hubo muchos casos de cáncer 5 o 6 más omenos en poco tiempo. Me estoy interesando mucho en el tema porque trabajo cerca de una de estas antenas…les dejo mi dirección de correo para que se comuniquen dario2015@hotmail.com

Charles , por dario gonzalez< (20/10/2006)

Sacan antenas urbanas de Mercedes, Corrientes.

septiembre 28, 2009

Diario El Litoral Corrientes: erradicarán antenas telefónicas de las zonas urbanas.

OTRA LUCHA GANADA POR LOS VECINOS DE MERCEDES,- ARGENTINA CONTRA LAS ANTENAS CANCERIGENAS , QUE NO DEBERIAN ESTAR INSTALADAS EN VIVIENDAS, HOSPITALES, COLEGIOS, GERIATRICOS, NI CERCA DE ESTOS , EN MUCHOS PAISES DE EUROPA INSTALAN LAS ANTENAS A 700, 800, 1000 METROS DE DISTANCIA DE LUGARES HABITADOS.

http://www.el-litoral.com.ar/leer_noticia.asp?IdNoticia=116747

EL PLAZO VENCE EN MARZO DEL 2010
Mercedes: erradicarán antenas telefónicas de las zonas urbanas
Fecha Publicación: Lunes, 24 de Agosto de 2009
Días atrás vecinos habían reclamado que aún siguen funcionando antenas en lugares poblados.

Desde el año pasado está vigente una ordenanza que impide la instalación de antenas de telefonía en las zonas habitadas de Mercedes. Días atrás, vecinos habían planteado que aún existen algunas que están funcionando en áreas prohibidas. Sobre esto, el asesor legal del Municipio aclaró que las empresas tienen plazo hasta marzo del 2010 para trasladarse y aseguró que después de esa fecha, de ser necesario, acudirán a la Justicia para que se cumpla la ordenanza.
En los últimos años se generó un extenso debate sobre si las antenas telefónicas pueden o no funcionar dentro de las poblaciones. Precisamente, en Esquina se generaron una serie de controversias que desembocaron en la promulgación de una norma. Similar situación se habría generado en Mercedes, lugar donde finalmente fue aprobada una ordenanza. Esa legislación comunal, según lo manifestado a radio Chart por el asesor legal del Municipio, Adrián Casarrubia, prohibió la instalación de nuevas antenas en el área urbana.
Además, estableció que aquellas que ya estaban funcionando con anterioridad a la sanción de la norma, tendrán tiempo hasta marzo del año próximo para mudarse a un área despoblada.
En este sentido, Casarrubia aseveró a los vecinos que se dará cumplimiento de esa legislación pero advirtió que aún no se vencieron los plazos de traslado fijados para las empresas. Asimismo, remarcó que después de marzo del 2010, de ser necesario acudirán a los estrados judiciales para que las empresas trasladen sus antenas.

¡PAREN LAS ANTENAS!

julio 29, 2009

A LOS VECINOS AFECTADOS POR ANTENAS A PARTIR DE TODAS LAS ACCIONES DE AMPARO PRESENTADAS EN EL MES DE DICIEMBRE DE 2008, EN FEBRERO DE 2OO9 SE ORDENÓ DESCONECTAR LA ANTENA DE CIUDAD DE LA PAZ Y VIRREY LORETO. EN EL MES DE MARZO DE DESCONECTARON Y SE DESMANTELARON 22 ANTENAS, DE LAS 44 TOTALES, COMO CONSECUENCIA DE UNA MEDIDA CAUTELAR. EN EL MES DE JUNIO LA JUSTICIA ORDENÓ EL DEMANTELAMIENTO TOTAL DE LA ANTENA DE TELEFONIA CELULAR. Y A MEDIADOS DE ESE MES SE DESCONECTARON LAS 22 ANTENAS QUE HABIAN QUEDADO PENDIENTES, LO LOGRAMOS! DESPUES DE 15 DIAS DE ARDUA TAREA CON LAS EMPRESAS ENCARGADAS DEL DESMANTELAMIENTO, LA ANTENA NO EXISTE MAS. NUESTROS HIJOS COMENZARÁN EL 3 DE AGOSTO LAS CLASES SIN SU PRESENCIA Y PODRÁN ESTUDIAR SIN PADECER LOS TANTOS Y LLAMATIVOS DOLORES DE CABEZA DE LOS QUE EN FORMA COLECTIVA SE QUEJABAN. LOS VECINOS Y ENCARGADOS DE LOS EDIFICIOS LINDEROS COMENZARÁN UNA NUEVA VIDA. EN NOMBRE DE TODOS LOS QUE PARTICIPAMOS DE LAS TAREAS DE GESTION Y PRESION CON EMPRESAS, GOBIERNO Y JUSTICIA: MUCHAS GRACIAS A LAS 1,200 PADRES Y VECINOS QUE FIRMARON AMPAROS Y CARTAS DE RECLAMO, CUANDO COMENZAMOS CON ESTE PROYECTO Y CREYERON EN EL. GRACIAS A TODOS LOS VECINOS, PADRES Y ALUMNOS DEL COLEGIO, QUE COLABORARON CON EL CORTE DE CALLE DEL MES DE NOVIEMBRE DE 2008, CON EL OBJETIVO DE HACER ECO DE NUESTRO RECLAMO. GRACIAS AL DOCTOR GUSTAVO ARIAS, POR SU DESEMPEÑO Y ESTRATEGIA. Y UNA ESPECIAL MENCIÓN AL MILITANTE HUGO ROMERO (VECINO DE BARRACAS) POR SU APOYO INCONDICIONAL QUE NOS BRINDO SIEMPRE Y EN TODO LUGAR: HASTA RECORRER LOS DISTINTOS JUZGADOS PARA VER COMO IBA LA COSA… HUGO ACTUALMENTE CONTINÚA LUCHANDO PARA QUE UNA ANTENA COMO ESTA SE DESMANTELE DETRÁS DE SU CASA. A LAS AUTORIDADES DEL COLEGIO H. CHRISTIAN ANDERSEN POR DARNOS SU APOYO, CONFIANZA Y FLEXIBILIDAD DESDE UN PRIMER MOMENTO. AL COMISARIO DE LA SECCIONAL 33 Y AL SARGENTO 1º VASQUEZ POR TODO EL APOYO QUE NOS DIERON DESDE EL PRINCIPIO DE ESTO. MUCHAS GRACIAS A TODOS LOS QUE CREYERON DESDE EL COMIENZO EN ESTA GRAN CRUZADA, Y A LOS QUE NO NOS APOYARON, MOSTRÁNDOSE DESINTERESADOS Y HACIENDO COMENTARIOS DESALENTANDORES QUE NUNCA SUMARON SINO QUE RESTARON, LES DEMOSTRAMOS QUE SE PUEDE, QUE CON ESFUERZO Y PERSEVERANCIA SE PUEDE! EN FIN NO HAY PALABRAS QUE ALCANCEN PARA AGRADECER TODO EL ESFUERZO Y COMPROMISO DE NUESTRA COMUNIDAD. LA JUSTICIA EN NUESTRO PAIS A VECES EXISTE Y ESTA VEZ ESTUVO DE NUESTRO LADO! P.D: PARA AQUELLOS A QUIENES LES INTERESE, ESTUVE SACANDO FOTOS DURANTE LOS 15 DÍAS DE DESMANTELAMIENTO, MIENTRAS TRABAJABAN LAS FIRMAS TESUR Y BGH, Y PODRÍA CIRCULAR UN COMPILADO CON ALGUNAS FOTOS DEL DESARME. MANDENME SUS CORREOS Y LAS CIRCULO. A , P.D: POR FAVOR, REENVIALO A TU GRUPO DE PERTENENCIA.

EL CELULAR Y SUS ONDAS NOS CONTAMINAN.

julio 17, 2009

 Noviembre 4, 2007 INVESTIGACIÓN DE CLEMENTS Y CROOME DE LA UNIVERSIDAD DE READING-INGLATERRA-. SOBRE EL SISTEMA NERVIOSO: falta de sueño-depresión-falta de atención-falta de concentración-reacción lenta-falta de memoria-dolor de cabeza-mal carácter- brazos y piernas adormecidos-contracturas musculares-trastornos de ritmo del corazón por modificación de la secreción de la melatomina-. SOBRE EL SISTEMA VASCULAR: aumento de la presión arterial que no responde a los medicamentos, a esto hay que sumarle una sangre más espesa y el trastorno del ritmo del corazón. SOBRE LAS DEFENSAS DEL ORGANISMO (SISTEMA INMUNITARIO): alteración de la secreción de las inmunoglobulinas, ACTH y corticosteroides, lo que produce poca resistencia a las infecciones,cansancio y aumento de las alergias. SOBRE LOS OJOS: ojos rojos con picazón y lagrimeo, otras veces ojos secos y visión borrosa-dificulta el tratamiento de la glaucoma que es el aumento de la presión en los ojos. SOBRE EL SISTEMA OSTEOARTICULAR: dolores en las articulaciones que se vuelven crónicos y solo se alivian con 5 días de descanso. SOBRE LA PIEL: piel seca con descamación-picazón-urticaria y aumento de la sensibilidad (del dolor y picazón )-en el herpes ( culebrilla ). CAUSAL DE ACCIDENTES: investigación de Transport Research Laboratory del Reino Unido: dice que si se utiliza el teléfono celular mientras se conduce un vehículo es parecido a haber tomado bebida alcohólica (más de un vaso ), porque la reacción es más lenta en 50% que una persona en condiciones normales. SUECIA: estudio realizado entre 750 personas por el Instituto Sueco Karolinska, uno de los más prestigiosos del mundo, sugirió que el uso de los celulares por más de 10 años aumenta cuatro veces el riesgo de tumores de oído. HOLANDA: estudio realizado con el uso de teléfonos celulares determinó que puede afectar funciones cerebrales y una investigación europea indica que la radiación puede causar daños en el ADN. E.E.U.U.: según Henry Lai, profesor de bioingeniería de la Universidad de Washington, cuando Ud. usa el teléfono celular, su cabeza absorbe del 70 al 80% de la radiación emitida por la antena y puede generar serios daños. E.E.U.U.: Allan Frey- las radiaciones de microondas dañan la barrera hematoencefálica, es decir en el feto ( la barrera de la placenta ) como consecuencia de su estudio dijo: “ninguna mujer embarazada debería usar teléfonos celulares”. El Dr. Salford-advierte publicamente que toda una generación de adolescentes usuarios de teléfonos celulares puede sufrir déficit mental o enfermedad de Alzheimer a una edad temprana. INGLATERRA: Consejo Nacional de Protección Radiológica de Gran Bretaña. El director e investigador británico Sir William Stewart, dijo que LOS NIÑOS MENORES DE 8 AÑOS NUNCA DEBERÍAN USAR CELULARES, de hecho un teléfono diseñado para niños de esa edad fué retirado del mercado británico. Y para aquellos entre 9 y 14 años deben restringir su uso, según Stewart “EL CRÁNEO DE LOS NIÑOS NO ES SUFICIENTEMENTE GRUESO, SU SISTEMA NERVIOSO NO ESTÁ TOTALMENTE DESARROLLADO Y LA RADIACIÓN PENETRA CON MÁS FUERZA EN SUS CEREBROS”. ARGENTINA: día 25 de Octubre de 2007, hora 12:50, por televisión, en canal América Noticias se habló como en Buenos Aires, LOS NIÑOS COMPITEN CON LA CALIDAD DE LOS TELÉFONOS CELULARES QUE POSEEN, EN RELACIÓN A LA POSICIÓN ECONÓMICA DE SUS PADRES, lo que se ha transformado según comentaban en CONDICIÓN DE STATUS ?????. RAYOS X: sugerencia del fabricante. Cuando Ud concurre a un centro radiológico, lo primero que debe hacer si porta un teléfono celular es apagarlo. Pues este con su irradiación puede dar inicio al aparato de rayos en funciones no deseadas, originando bajo determinadas circunstancias, momentos de peligros tanto para el paciente como para el operador. Datos del Generador de Rayos X Optimus 50/65/80 Philips del Hospital J.J. de Urquiza de Concepción del Uruguay, Entre Ríos. CONOZCA LOS RIESGOS. USE EL CELULAR DEBIDAMENTE. Así informamos para una mejor calidad de vida para todos. ONG VIDA-CONCEPCIÓN DEL URUGUAY-ENTRE RÍOS-ARGENTINA http://asociacioncivilvida.blogspot.com email: asociacion_civil_vida@yahoo.com.ar

¡Paren las antenas! Información sobre antenas en:

junio 25, 2009

www.filatina.wordpress.com

www.antenastemovil.wordpress.com

www.parenlasantenas.wordpress.com

www.paralasantenas.wordpress.com

www.paremoslasantenas.wordpress.com

www.ambienteenarmonía.wordpress.com

Visitar España para… ¿saber de antenas?

junio 12, 2009

CONVOCATORIAS
Como consecuencia del día Internacional contra la Contaminación Electromagnética, desde ASIDES os invitamos a participar en una concentración y mesa informativa sobre los efectos de la contaminación electromagnética y de las antenas de telefonía. Está autorizada por la Delegación del Gobierno. Acudid con carteles, pancartas y todo aquello que se os ocurra coherente. Por un sistema de telecomunicaciones, incapaz de producir efectos biológicos.

Lugar: Plaza de España, lado de la Diputación Provincial
Día: 24 de Junio hora: 19:00

Por otro lado, os comunicamos que el día 21 de junio, varias asociaciones del barrio TORRERO-LA PAZ hacen una manifestación a las 12 horas, en la calle Granada, contra las antenas de telefonía.
 Saludos:  www.asides.es

Paremos las antenas: hay divergencia informativa, falta de información o desinformación?

junio 10, 2009

EXCLUSIVO IPODAGUA DURO CRUCE ENTRE ABOGADOS AMBIENTAEXCLUSIVO IPODAGUA DURO CRUCE ENTRE ABOGADOS AMBIENTALISTAS Fue entre los Abogados Espinosa Viale y Sidoli, durante el encuentro del viernes en la Legislatura, del que participó IPODAGUA.COM.AR. Marcadas diferencias sobre los estudios científicos y la legislación vigente. Entrar para ver el Video. // SOCIEDAD . EL VIDEO DEL DURO CRUCE ENTRE ESPINOSA VIALE Y SIDOLI, CLIC AQUI En el encuentro por las antenas de telefonía móvil en la Legislatura del que participaron vecinos, ambientalistas y el diputado de la ciudad Martín Hourest, el abogado Osvaldo Sidoli en su exposición manifestó su preocupación sobre los pocos informes que comprueben los daños a la salud de la electropolución. También, hizo referencia sobre que la legislación Argentina sobre antenas “es una de las más exigentes del mundo”. Para ese entonces intervino el también abogado ambientalista Guillermo Espinosa Viale, presente entre los vecinos, quien pidió el micrófono para contradecir con buenos fundamentos los dichos de Sidoli.. Rescatamos algunas de las expresiones de los Abogados en el cruce verbal que se produjo. Las declaraciones del Dr. Sidoli: “No hay estudios epidemiológicos largos y extendidos en el tiempo, los que se hacen son de un mes a dos meses, pero no hay evaluación de lo que pasa en constante exposición. La energía electromagnética no la emiten solamente las antenas, la emiten por ejemplo todos los aparatos de electrodomésticos, incluso la misma tierra emite radiaciones electromagnéticas desde su núcleo. Y este es uno de los problemas al que nos enfrentamos cuando nosotros queremos tratar seriamente el tema, sobre cuales son las radiaciones que nos afectan, si son las que vienen de la tierra, si son las que emite el microondas; Por ejemplo, para que tengan una idea, el aparato que mayor intensidad electromagnética genera es el secador de pelo, pero cuanto tiempo estamos expuestos al secador de pelo?: 20 minutos. Ahora quizá el que menos genere es la antena”. . voces de los presentes interrumpen diciendo “no es así”.. Continua Sidoli: “si, lo que pasa es que estamos las 24 horas del día expuestos a la antena. Es un bombardeo constante de intensidad. No es el problema la intensidad, porque cuando va la CNC a hacer las mediciones están por debajo de lo que Argentina permite. Y las leyes argentinas es una de las que menos intensidad permite en todo el mundo. Entonces, el problema no es la intensidad, es la constancia a estar expuestos a las emisiones. Lo que no está comprobado aun es si los efectos de las radiaciones se producen por una exposición minina o por una exposición constante”.. En ese momento el que interrumpe es el Dr. Guillermo Espinosa Viale. . Declaraciones de Dr. Espinosa Viale (EV): “la legislación Argentina es de las menos estrictas del mundo. Sobre la exposición ya está comprobado que afectan en su exposición. En Alemania, en el año 2004, se hizo un estudio epidemiológico de estos que se supone que no existen, y en realidad si. Este estudio se hizo sobre 2000 personas en las cuales se destacaron personas expuestas por razones laborales, o que viven en un radio de 400 metros cuadrados. Este estudio logró demostrar científicamente que al estar dentro de esos 400 metros del radio tenes 340% más de posibilidades de contraer cáncer que una persona que no está expuesta. Entonces, en Argentina se dice mucho, no solo con las antenas, sino con el PCB, con cualquier hidrocarburo, se dice con cualquier contaminante: que no hay estudio que pruebe…y siempre hay, salvo casos puntuales como el PCB. Entonces para no dejar la información de que no existe, si existe uno y hecho en Alemania en el año 2004 y se llegó a descubrir que a 400 metros tenes 340% más posibilidad de contraer Cáncer”.. -Interrumpe el Dr. Sidoli(S): “yo tengo estudios, y lo que digo que no hay estudios epidemiológicos a exposiciones contantes”. EV: “si hay, el de Alemania”…. S: “pero de cuantos años es? Un año?”. EV: “no, diez años”. S: “a ver, diez años, 2000 personas, a los valores permitidos en Alemania no es lo mismo”. EV: “no no no, los valores permitidos en Alemania hoy cambiaron. Y por este estudio”.. S: “a ver, lo que yo quiero decir es esto, nosotros tenemos un problema de prueba”.. EV: “las pruebas están”.

Fue entre los Abogados Espinosa Viale y Sidoli, durante el encuentro del viernes en la Legislatura, del que participó IPODAGUA.COM.AR. Marcadas diferencias sobre los estudios científicos y la legislación vigente.

Entrar en la página para ver el Video. // SOCIEDAD . EL VIDEO DEL DURO CRUCE ENTRE ESPINOSA VIALE Y SIDOLI.

Antenas. Fallo. Indemnización. Mediciones responsabilidad de la CNC.

mayo 11, 2009

Del Diario Página 12. SOCIEDAD. La Justicia ordenó el desmantelamiento de la antena, en José C. Paz. Indemnizarán a una familia por los daños provocados por una antena. Se trata de una empresa de telefonía celular. El fallo judicial toma en cuenta el daño moral y el potencial riesgo para la salud. [cerrar] Comparta esta nota con un amigo E-Mail de su amigo Su nombre Su E-Mail Dominga es una vecina del partido bonaerense de José C. Paz. Llegó allí hace más de medio siglo. Hoy vive junto a su hijo y sus dos nietos. Perdió la tranquilidad cuando una empresa de telefonía celular instaló en una finca, pegada a la suya, una antena de 84 metros, que quedó prácticamente junto a su vivienda. Vibraciones en las paredes, ruidos molestos, interferencias en aparatos eléctricos son algunos de los inconvenientes que generó la torre. Ahora, el problema de Dominga y su familia puede llegar a su fin: la Justicia ordenó el desmantelamiento de la antena y ordenó una indemnización de 20 mil pesos por daño moral a favor de Dominga Espíndola. “La antena no sólo ha causado un grave daño moral y material, sino también ha puesto en riesgo permanente la salud de la misma”, sostiene el fallo. La Compañía de Radiocomunicaciones Móviles (SA), que explota la firma Movistar, no fue la única condenada por el fallo. También alcanzó al municipio de José C. Paz por permitir el funcionamiento del dispositivo sin contar con una habilitación definitiva. La jueza en lo civil Graciela María Amábile Cibils le dio un plazo de tres meses tanto a la firma como a la comuna para desmantelar la torre, ubicada en Lavalle 2903. Si en ese lapso las partes no cumplieron con la medida se aplicará una multa de cinco mil pesos diarios. Se estima que la empresa apelará el fallo. Dominga Espíndola, la principal damnificada, fue quien inició la demanda. Ella tiene 73 años y es ciega. Vive con su hijo, la nuera y dos nietos al lado del predio donde levantaron la torre. Los problemas con la antena comenzaron poco después de su instalación. “Interferencias en sus aparatos eléctricos y además genera ruidos molestos, vibraciones, explosiones durante los días de tormenta, luces intensas y gases que despide un equipo instalado en la torre” son algunos de los inconvenientes relatados por la familia, que están incluidos en el fallo. Según las pericias realizadas en el marco de la causa, las radiaciones electromagnéticas emitidas por la antena generan niveles de contaminación dentro de los límites aceptados. De todas formas, la magistrada no descartó “el posible daño potencial” que pudiera ocasionar a la damnificada como a la población que vive en los alrededores. El fallo destaca que “ancianos, niños y personas con ciertos tratamientos médicos poseen una sensibilidad especial al efecto de radiaciones no ionizantes”, por lo que “una exposición continua y de valores permanentemente altos” resultaría nociva. En otro fragmento del fallo, la jueza remarcó que, en el caso sometido a su decisión, Espíndola y otros vecinos “se hallan permanentemente expuestos a la radiación electromagnética que, aun por debajo de los límites permitidos, es potencialmente peligrosa para la salud de los seres vivos, incluyendo la contaminación ambiental”. Esta decisión estuvo basada en la opinión de un especialista del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (Conicet), que marcó la mayor vulnerabilidad de niños y ancianos a la radiación que producen los campos magnéticos. “Se trata de aplicación de principio de precaución. Ante el desconocimiento de los posibles daños que pueda ocasionar en el futuro la liberación al ambiente de cierto contaminante, se pueden tomar medidas eficaces para evitarlas, como la tomada por la jueza”, explicó Guillermo Espinosa Viale, abogado ambientalista y miembro del Observatorio Social bonaerense que trabaja en la temática. Una inspección ocular comprobó que la antena está a unos 50 centímetros de la casa de Espíndola, lo que representa una trasgresión de la resolución 900/05 de la provincia de Buenos Aires, la que establece que deben estar a más de 10 metros de lugares habitados para eximirse de efectuar mediciones de radiaciones “no ionizantes”, aclara el texto. La magistrada añadió que en zona próxima al terreno donde está la antena hay un colegio y un jardín de infantes, sin que se respete la “distancia mínima reglamentaria”. La difusión de este fallo llevó a la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC) a informar sobre la responsabilidad compartida con la Fuerza Aérea y los municipios en el control de las antenas. “Se trata de controles distintos. En el caso de la Fuerza Aérea, se encarga de balizar las centrales para que no sean un peligro para los aviones”, señala. El lugar donde se instala una antena, agrega, “es jurisdicción de cada municipio, que debe controlar el sostén de la antena, y tiene que monitorear como a cualquier obra”. Con respecto a la competencia de la CNC, fuentes del organismo dijeron que está a “su cargo la medición de las radiaciones de la antena”. Para ello, trabaja en base a una resolución del Ministerio de Salud, de 1995, que marca los límites de la antena en cuanto a la emisión de radiaciones no ionizantes. “Esa resolución determina hasta dónde pueden emitir las antenas para que no ocasionen perjuicios”, señaló.

Champs électromagnétiques et santé

abril 13, 2009

ACTU ARTAC – 23/03/09

ARTAC – 57/59 rue de la Convention – 75015 Paris – France – tél/fax: +33 (0)1 45 78 53 53/50 – artac.cerc(a)gmail.com

Déclaration du 23 mars 2009 : Champs électromagnétiques et santé

L’évolution darwinienne s’est faite en présence de champs électromagnétiques naturels. La magnétoréception est l’un des mécanismes biologiques permettant aux oiseaux migrateurs et aux abeilles de se diriger. Nul scientifique ne peut aujourd’hui affirmer que la couverture de nos territoires européens par de multiples champs électromagnétiques artificiels n’a pas, n’aura pas, de retentissements majeurs sur les comportements et la préservation de la faune.

Les effets des champs électromagnétiques sur notre santé sont démontrés par l’observation clinique de très nombreuses investigations toxicologiques et biologiques et certaines études épidémiologiques. Il existe aujourd’hui en Europe un nombre croissant de malades qualifiés d’« électrohypersensibles », devenus intolérants aux champs électromagnétiques.

Bien que les mécanismes biologiques de l’électrosensibilité soient encore incompris, celle-ci est reconnue légalement comme un handicap en Suède.

Nous, médecins, agissant en vertu du serment d’Hippocrate, nous, chercheurs, agissant au nom de la vérité scientifique, nous tous, médecins ou chercheurs de différents Etats membres de l’Union européenne, affirmons en toute indépendance de jugement, qu’existe un nombre croissant de malades devenus intolérants aux champs électromagnétiques, que cette intolérance leur créé un préjudice grave au plan de leur santé et de leur vie professionnelle et familiale, qu’on ne peut exclure chez eux l’évolution vers une maladie dégénérative du système nerveux, voire certains cancers, et par conséquent, que ce préjudice nécessite d’être reconnu et réparé par les systèmes de protection sociale des différents Etats membres de la communauté européenne.

Nous prévenons les pouvoirs publics qu’en l’état actuel de nos connaissances, on ne peut exclure qu’après une période d’exposition suffisante, cette intolérance puisse concerner aussi les enfants et donc être à l’origine d’un problème de santé publique majeur dans les années à venir dans tous les pays utilisant sans restriction les technologies modernes faisant appel aux champs électromagnétiques.

Malgré des connaissances scientifiques encore insuffisantes et même l’existence de controverses sur certains points, la communauté scientifique internationale est unanime pour reconnaître la possibilité d’un risque de santé publique présumé grave, requérant d’urgence l’application du principe de précaution. Faire le jeu de certains lobbies et brader l’existence même des problèmes de santé et d’environnement au nom d’intérêts économiques et financiers à court terme ne pourrait être que nuisible à l’ensemble de nos concitoyens.

Pr Franz Adlkofer, European Reflex program coordinator, Verum Foundation, Munich (Germany)
Pr Dominique Belpomme, Université Paris-Descartes, Département d’oncologie médicale, Hôpital Européen Georges Pompidou, Paris (France)
Pr Lennart Hardell, MD PhD, Department of oncology, University Hospital, Orebro (Sweden)
Pr Olle Johansson, Department of neuroscience, Karolinska Institute, Royal Institute of Technology, Stockholm (Sweden)


Statement on March 23 2009: Electromagnetic fields on our health

Darwinian evolution occurred in the presence of natural electromagnetic fields. Magnetoreception is one of the biological mechanisms used by migrating birds and bees for navigation. No scientist can currently be positively certain that the coverage of our European territories by multiple artificial electromagnetic fields does not have, and will not have, any major impact on the behaviour and conservation of fauna.

The effects of electromagnetic fields on our health have been established through clinical observation of a great number of toxicological and biological investigations, and through some epidemiological studies. There is, to this day in Europe, a growing number of “electrohypersensitive” patients, who have developed intolerance to electromagnetic fields.

Although the biological mechanisms of electrosensitivity remain unknown, it is legally acknowledged as a handicap in Sweden.

We, physicians, acting in accordance with the Hippocratic Oath, we, researchers, acting in the name of scientific truth, we all, doctors and researchers from the different States of the European Union, hereby state in full independence of judgement, that a growing number of patients are to be found who have become intolerant to electromagnetic fields, and that this intolerance is causing them serious prejudice in terms of health, professional and family life; that the possibility of their developing a neurodegenerative disease, or even some form of cancer, cannot be ruled out, and that this prejudice therefore ought to be acknowledged and compensated for by the social security systems of the different member States of the European community.

We hereby warn governments, that in view of our present knowledge, it is not to be ruled out that after a sufficient period of exposure, this intolerance might also affect children and therefore cause a major public health problem in years to come in all the countries making an unrestricted use of electromagnetic field based technologies.

Although our scientific knowledge remains incomplete, and some issues have actually given rise to controversy, the international scientific community unanimously acknowledges a potentially serious hazard on public health, urgently requiring the application of the precautionary principle. Going along with certain lobbies and jeopardizing health in the name of short term economical and financial interests can only cause harm to all our fellow citizens.

Pr Franz Adlkofer, European Reflex Program Coordinator, Verum Foundation, Munich (Germany)
Pr Dominique Belpomme, Université Paris-Descartes, Département d’oncologie médicale, Hôpital Européen Georges Pompidou, Paris (France)
Pr Lennart Hardell, MD PhD, Department of oncology, University Hospital, Orebro (Sweden)
Pr Olle Johansson, Department of neuroscience, Karolinska Institute, Royal Institute of Technology, Stockholm (Sweden)

CAMPOS ELECTROMAGNETICOS Y SALUD. Association pour la Recherche Thérapeutique Anti-Cancéreuse: CAMPOS ELECTROMAGNETICOS Y SALUD. “la comunidad científica internacional es unánime en reconocer la posibilidad de un riesgo grave de salud pública, requiriendo urgentemente la aplicación del principio de precaución. Hacer el juego a ciertos lobbies e ignorar la existencia misma de los problemas sanitarios y medioambientales en favor de intereses económicos y financieros a corto plazo no podría ser más que perjudicial para el conjunto de nuestros conciudadanos”.

abril 13, 2009

CAMPOS ELECTROMAGNETICOS Y SALUD

La evolución darwiniana se ha realizado en presencia de campos electromagnéticos naturales. La magnetorrecepción es uno de los mecanismos biológicos que permiten orientarse a las aves migratorias y las abejas. Ningún científico puede afirmar hoy en día que la cobertura de nuestros territorios europeos por múltiples campos electromagnéticos artificiales no tiene o no tendrá efectos importantes sobre los comportamientos y la preservación de la fauna.

Los efectos de los campos electromagnéticos sobre nuestra salud están demostrados por la observación clínica en numerosas investigaciones toxicológicas y biológicas y algunos estudios epidemiológicos. Actualmente existe en Europa un número creciente de enfermos calificados como “electrohipersensibles”, personas intolerantes a los campos electromagnéticos.

Aunque los mecanismos biológicos de la electrosensibilidad aún no se conozcan, en Suecia está reconocida oficialmente como una enfermedad incapacitante.

Nuestros médicos, actuando en virtud del juramento hipocrático, nosotros, investigadores, actuando en nombre de la verdad científica, todos nosotros, médicos o investigadores de los diferentes Estados miembros de la Unión Europea, afirmamos con total independencia, que existe un número creciente de enfermos intolerantes a los campos electromagnéticos, que esta intolerancia representa un perjuicio grave para su salud y su vida profesional y familiar, que no se puede excluir que su enfermedad evolucione hacia una degeneración del sistema nervioso, incluso hacia ciertos tipos de cáncer y, consecuentemente, que este perjuicio necesite ser reconocido y reparado por los sistemas de protección social de los diferentes Estados miembros de la Unión Europea.

Nosotros queremos prevenir a los poderes públicos de que en el estado actual del conocimiento, no se puede excluir que después de un período de exposición suficiente, esta intolerancia pueda afectar también a los niños y consecuentemente ser el origen de un problema de salud pública mayor en un futuro para todos los países que utilizan sin restricciones las tecnologías modernas basadas en campos electromagnéticos.

A pesar de que los conocimientos científicos sean aún insuficientes, e incluso de que existan controversias en algunos temas, la comunidad científica internacional es unánime en reconocer la posibilidad de un riesgo grave de salud pública, requiriendo urgentemente la aplicación del principio de precaución. Hacer el juego a ciertos lobbies e ignorar la existencia misma de los problemas sanitarios y medioambientales en favor de intereses económicos y financieros a corto plazo no podría ser más que perjudicial para el conjunto de nuestros conciudadanos.

Pr Franz Adlkofer, Coordinador del programa Europeo Reflex, Fundación Verum, Munich (Alemania) Pr Dominique Belpomme, Universidad Paris-Descartes, Departamento de oncología médica, Hospital Europeo Georges Pompidou, Paris (Francia) Pr Lennart Hardell, MD PhD, Departamento de oncología, Hospital Universitario, Orebro (Suecia) Pr Olle Johansson, Departamento de neurociencias, Instituto Karolinska, Real Instituto de Tecnología, Estocolmo (Suecia)


ACTU ARTAC – 23/03/09

Déclaration du 23 mars 2009 : Champs électromagnétiques et santé

L’évolution darwinienne s’est faite en présence de champs électromagnétiques naturels. La magnétoréception est l’un des mécanismes biologiques permettant aux oiseaux migrateurs et aux abeilles de se diriger. Nul scientifique ne peut aujourd’hui affirmer que la couverture de nos territoires européens par de multiples champs électromagnétiques artificiels n’a pas, n’aura pas, de retentissements majeurs sur les comportements et la préservation de la faune.

Les effets des champs électromagnétiques sur notre santé sont démontrés par l’observation clinique de très nombreuses investigations toxicologiques et biologiques et certaines études épidémiologiques. Il existe aujourd’hui en Europe un nombre croissant de malades qualifiés d’« électrohypersensibles », devenus intolérants aux champs électromagnétiques.

Bien que les mécanismes biologiques de l’électrosensibilité soient encore incompris, celle-ci est reconnue légalement comme un handicap en Suède.

Nous, médecins, agissant en vertu du serment d’Hippocrate, nous, chercheurs, agissant au nom de la vérité scientifique, nous tous, médecins ou chercheurs de différents Etats membres de l’Union européenne, affirmons en toute indépendance de jugement, qu’existe un nombre croissant de malades devenus intolérants aux champs électromagnétiques, que cette intolérance leur créé un préjudice grave au plan de leur santé et de leur vie professionnelle et familiale, qu’on ne peut exclure chez eux l’évolution vers une maladie dégénérative du système nerveux, voire certains cancers, et par conséquent, que ce préjudice nécessite d’être reconnu et réparé par les systèmes de protection sociale des différents Etats membres de la communauté européenne.

Nous prévenons les pouvoirs publics qu’en l’état actuel de nos connaissances, on ne peut exclure qu’après une période d’exposition suffisante, cette intolérance puisse concerner aussi les enfants et donc être à l’origine d’un problème de santé publique majeur dans les années à venir dans tous les pays utilisant sans restriction les technologies modernes faisant appel aux champs électromagnétiques.

Malgré des connaissances scientifiques encore insuffisantes et même l’existence de controverses sur certains points, la communauté scientifique internationale est unanime pour reconnaître la possibilité d’un risque de santé publique présumé grave, requérant d’urgence l’application du principe de précaution. Faire le jeu de certains lobbies et brader l’existence même des problèmes de santé et d’environnement au nom d’intérêts économiques et financiers à court terme ne pourrait être que nuisible à l’ensemble de nos concitoyens.

Pr Franz Adlkofer, European Reflex program coordinator, Verum Foundation, Munich (Germany) Pr Dominique Belpomme, Université Paris-Descartes, Département d’oncologie médicale, Hôpital Européen Georges Pompidou, Paris (France) Pr Lennart Hardell, MD PhD, Department of oncology, University Hospital, Orebro (Sweden) Pr Olle Johansson, Department of neuroscience, Karolinska Institute, Royal Institute of Technology, Stockholm (Sweden)


Statement on March 23 2009: Electromagnetic fields on our health

Darwinian evolution occurred in the presence of natural electromagnetic fields. Magnetoreception is one of the biological mechanisms used by migrating birds and bees for navigation. No scientist can currently be positively certain that the coverage of our European territories by multiple artificial electromagnetic fields does not have, and will not have, any major impact on the behaviour and conservation of fauna.

The effects of electromagnetic fields on our health have been established through clinical observation of a great number of toxicological and biological investigations, and through some epidemiological studies. There is, to this day in Europe, a growing number of “electrohypersensitive” patients, who have developed intolerance to electromagnetic fields.

Although the biological mechanisms of electrosensitivity remain unknown, it is legally acknowledged as a handicap in Sweden.

We, physicians, acting in accordance with the Hippocratic Oath, we, researchers, acting in the name of scientific truth, we all, doctors and researchers from the different States of the European Union, hereby state in full independence of judgement, that a growing number of patients are to be found who have become intolerant to electromagnetic fields, and that this intolerance is causing them serious prejudice in terms of health, professional and family life; that the possibility of their developing a neurodegenerative disease, or even some form of cancer, cannot be ruled out, and that this prejudice therefore ought to be acknowledged and compensated for by the social security systems of the different member States of the European community.

We hereby warn governments, that in view of our present knowledge, it is not to be ruled out that after a sufficient period of exposure, this intolerance might also affect children and therefore cause a major public health problem in years to come in all the countries making an unrestricted use of electromagnetic field based technologies.

Although our scientific knowledge remains incomplete, and some issues have actually given rise to controversy, the international scientific community unanimously acknowledges a potentially serious hazard on public health, urgently requiring the application of the precautionary principle. Going along with certain lobbies and jeopardizing health in the name of short term economical and financial interests can only cause harm to all our fellow citizens.

Pr Franz Adlkofer, European Reflex Program Coordinator, Verum Foundation, Munich (Germany) Pr Dominique Belpomme, Université Paris-Descartes, Département d’oncologie médicale, Hôpital Européen Georges Pompidou, Paris (France) Pr Lennart Hardell, MD PhD, Department of oncology, University Hospital, Orebro (Sweden) Pr Olle Johansson, Department of neuroscience, Karolinska Institute, Royal Institute of Technology, Stockholm (Sweden)


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.