Archive for 28 octubre 2011

Encaran en LA PLATA debate de fondo sobre antenas de telefonía celular. La Comuna convocará a diferentes actores con la idea de avanzar en una nueva reglamentación para la Ciudad. No deberían soslayar la intención de las empresas de ocultar los daños que provoca la exposición a las ondas electromagnéticas no ionizantes con que se propaga la información de los celulares, ni la exposición a los teléfonos celulares e inalámbricos.

octubre 28, 2011

El Municipio de La Plata convocará en los próximos días a un debate que incluya a todos los sectores involucrados para reglamentar con una nueva ordenanza la instalación de antenas en la Ciudad. Es que en la opinión de los especialistas del área de control ambiental, al faltar una legislación local que precise las facultades que le corresponden al orden comunal no existe una incumbencia “clara” y ese “vacío legal” limita la acción a la hora de establecer un ordenamiento respecto del funcionamiento de los dispositivos de transmisión de la telefonía móvil.

“Nos proponemos convocar a que se analice en la comisión de Ecología
del Concejo Deliberante, con la participación de todos los poderes de la Comuna, las empresas de telefonía celular y las autoridades provinciales que controlan el medio ambiente, una legislación que desde el Municipio esté en sintonía con la ley provincial”, explicó el titular de la Agencia Ambiental, Sergio Federovisky.

La ordenanza vigente que regula la instalación de las antenas es la 10.414, pero la normativa “madre” en ese sentido es la ley que rige a nivel provincial y que otorga potestad de actuación al Organismo para el Desarrollo Sostenible -OPDS-. Según señaló Federovisky, la Municipalidad no puede autorizar la colocación de esos dispositivos porque carece de información sobre las radiaciones que emiten los equipos y las posibles consecuencias en los radios de influencia. “La que cuenta con esos instrumentos es la autoridad de aplicación, que es el ente bonaerense; por eso creemos que hay que generar una gran discusión para definir bien las competencias y, en lo posible, compartirlas”, indicó el funcionario comunal.

Las antenas despiertan, se sabe, una reiterada resistencia vecinal.

Donde se coloca un equipo vinculado a la actividad de la telefonía móvil el barrio reacciona ante la sospecha de que la emisión de radiaciones pueda causar trastornos en la salud entre los habitantes que viven cerca de esas instalaciones.

En rigor, aunque se admite la preocupación oficial por los posibles efectos nocivos en la salud también se aclara que no existen estudios concluyentes relacionados con el tema.

Federovisky subrayó que la iniciativa de reunir a todos los sectores y repensar una nueva normativa responde a una “necesidad de ordenar la
instalación y funcionamiento de antenas” e insistió en que para conseguir ese fin “la Municipalidad debería contar con facultades compartidas con la Provincia”. El funcionario también aclaró: “no estamos en contra del sistema y queremos que haya telefonía celular en la Ciudad, pero tenemos que saber cuáles antenas sí y cuáles no, y cuántas radiaciones emiten”.

DIARIO EL DIA 27/10/11.

No deberían soslayar la intención de las empresas y sus entes reguladores de ocultar los daños que provoca la exposición a las ondas electromagnéticas no ionizantes con que se propaga la información de los celulares, ni la exposición a los cables de alta tensión, los transformadores, hornos de microondas, teléfonos celulares, wi-fi, nueva señal de televisión, y teléfonos inalámbricos.

http://www.parenlasantenas.wordpress.com

Anuncios