Cómo actúan a nivel biológico las radiaciones emitidas por los teléfonos móviles y otros dispositivos inalámbricos: la activación de los canales de calcio.

Desde hace años en Argentina nos impusimos la tarea de informar sobre la contaminación electromagnética producidas por las antenas de telefonía celular en su comunicación de retransmisión telefónica, en relación con las comunicaciones inalámbricas mediante radiaciones no ionizantes, del tipo de las que se precisan para las radios FM o los hornos de microondas, porque invaden sin nuestra autorización, aun cuando no nos estemos conectando, nuestros hogares y nuestros sitios de trabajo, por más que estén en lugares cerrados, afectándonos mientras viajamos o estamos de vacaciones, lo que va contra nuestro proclamado derecho a la salud, y no podemos impedirlo si no se realiza una acción conjunta concreta y contundente. Las autoridades escuchan la desinformación de las empresas telefónicas, como antes escuchaban a las tabacaleras, que aseguran que no está demostrada la relación entre enfermos, muertos y ese elemento contaminante. Situación similar ocurre con los transformadores de electricidad, o las líneas de alta tensión que atraviesan zonas urbanas. De esta manera queda consagrada una complicidad por acción u omisión de las autoridades que nosotros mismos nombramos, que nos debería representar, a nosotros y a nuestros intereses, pero que sin tener en cuanta la ley general del ambiente, a la que deben atenerse, en su principio llamado precautorio, mediante el cual no es que haya que demostrar que algo contamina, sino que se debe demostrar que no contamina, lo que en el caso de las antenas dista mucho de poderse hacer, porque sí contaminan.

Filatina

porNOTICIASDEABAJO

¿Por qué no se establecen criterios internacionales sobre los riesgos biológicos de las microondas?

Los campos electromagnéticos de microondas y los canales de calcio dependientes de voltaje

Por Martin L. Pall, profesor emérito de Bioquímica y Ciencias Médicas Básicas de la Universidad del Estado de Washington, 638 NE 41st Ave., Portland, OR 97232 USA <martin_pall@wsu.edu>

Resumen:

Las microondas y otros campos electromagnéticos de baja frecuencia (CEM) se ha demostrado que actúan activando los canales de calcio dependientes de voltaje (VGCCs). La mayor parte de los efectos biológicos se deben a la modificación del calcio intracelular, elevándose los niveles de óxido nítrico y formándose peroxinitrito: el desequilibrio de lo que se denomina Ciclo NO/ONOO, -cuyo centro es el óxido nítrico y su derivado el peligroso peroxinitrito. [Wikipedia: El peroxinitrito es un agente oxidante y nitrante. Debido a sus propiedades oxidantes, el peroxinitrito puede dañar una gran…

Ver la entrada original 6.194 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: