junio 23, 2010

AL INTENDENTE DE LA MUNICIPALIDAD DE QUILMES  SEÑOR FRANCISCO GUTIÉRREZ

  Los Vecinos Autoconvocados Interbarriales de Quilmes, nos dirigimos a los efectos de llevar a su conocimiento parte importante de lo tratado en la Comisión de Antenas para la Telefonía Celular y que hace a nuevas tecnologías para resguardar la salud de la población y no afectar el funcionamiento de la telefonía celular Cabe recordar a que integró la Comisión de Antenas para la telefonía celular al 29 de Marzo del 2010, el señor José Migliaccio habiéndose conversado en dichas reuniones el proyecto que especificamos en la presente y que deseamos sea de su consideración para ser tratado en el año legislativo año 2010 del Honorable Consejo Deliberante, y que tendrá que estar incerta en la rehabilitación de la Ordenanza N° 11028/08,

Lo   conversado y propuesto por los Vecinos Autoconvocados Barriales de Quilmes, en la reunión, con la Comisión del Consejo Deliberante, fue la sugerencia de nueva tecnología para suplantar las actuales Torres/Antenas, sin que afecten las comunicaciones y los niveles, cambiando las actuales transmisiones por equipos trans-receptores de baja potencia para la telefonía celular que son de tamaño reducido y deberán ser colocados uno(l) por cuadra dentro de la zona residencial de la Ciudad, reemplazando, estas antenas por una línea con pérdida a lo largo de la cuadra, para producir un campo de irradiación bajo en toda la línea de influencia esto es mantener torres con antenas trans- receptoras fuera de la zona residencial. Las torres comunitarias deberán estar instaladas, a no menos de 2000 mts de las zonas resi denciales para cubrir la zona periférica de las ciuda des donde la densidad de población es reducida. Lo enunciado es una solución técnica para lograr emisiones de bajo nivel, sin afectar el sistema de comunicaciones inalámbricas, en lugar de Torres/Antenas se usa cable coaxil construido especialmente para que irradie bajo nivel de densidad de potencia, este cable esta preparado de ex profeso con una aper tura en el blindaje para producir perdidas de bajo nivel, con este tipo de cable especificado se puede conseguir una densidad de campo electromagnético por debajo de luW/cm2

También se debe de tener en cuenta que las Empresas Multinacionales de Telefonía tendrán un aumento es sus costos de instalación de un 20% al 40% pero tendrían como beneficio ahorrarse el costo que significa hoy día el pago del “canon” que compulsivamente y sin miramientos  lo hacen las Telefónicas, para instalar Torres/Antenas, en predios y terrazas de edificios fue ra de las distancias reglamentarias Internacionales y precautorias para la salud de la Población.

Agradeciendo la atención que dispense a la presente y sirva comunicar a todos los Bloques del Consejo Deliberante, lo expuesto, saludamos muy cordialmente…

Los monitoreos de la contaminación de antenas de telefonía celular móvil sin tecnología apropiada son falsos, engañosos, cómplices. Basta. Consideren el principio precautorio del ambiente que es ley en Argentina.

junio 23, 2010

Intentan engañar a los vecinos con monitoreos con tecnologías obsoletas y sin tener en cuenta la legislación vigente.

CARTA AL AL INTENDENTE DE LA MUNICIPALIDAD DE QUILMES  

Tenemos el agrado de dirigirnos a usted a los efectos de rechazar el anuncio de la Federación Argentina de Municipios, realizado a espaldas de los vecinos autoconvocados interbarriales de Quilmes.

No sirven los monitoreos sin tecnología y sin la aplicación del Principio Precautorio.

La reglamentación Argentina sobre los valores límite de potencia de las radiaciones electromagnéticas, no contempla el Principio Precautorio (principalmente Resolución 202/95 del Ministerio de Salud de la Nación en la cual se fijan los parámetros para los límites y niveles de potencia. Donde por ejemplo se especifica que una persona no puede estar más de 6 minutos frente a una Torre/Antena, pues vera afectada su salud por el efecto térmico, o de corto plazo de las radiaciones).

Sin embargo, los efectos de largo plazo que no se conocerán hasta que finalicen los estudios epidemiológicos correspondientes (dicen que no se sabe fehacientemente que hagan daño ni tampoco que no hagan daño), no son contemplados por nuestra legislación, si bien hay indicios de su potencial peligrosidad (dichos estudios terminaron y no se dieron a conocer por la OMS, que recibe subsidio financiero de las Telefónicas). Esta cuestión es especialmente grave ante los posibles efectos devastadores en adolescentes, niños y ancianos, dada la inmadurez y falta de defensas de los tejidos cerebrales y la gran penetración de las ondas en los tejidos, especialmente gonadales.

Por lo tanto es probable que, al implementar el sistema de monitoreo previsto, las mediciones “den bien”.

En la Capital (CABA) se realizó un estudio de radiaciones de gran escala (hecho por Citefa) donde muestran que todo el territorio está dentro de las normas. Ahora bien, si en Argentina usáramos los niveles de potencia que toman en Italia/Rusia por ejemplo, basados en el Principio Precautorio, en el 30% del área, los valores de precaución para el largo plazo, eran excedidos, en cambio las condiciones térmicas a corto plazo que contempla nuestra reglamentación eran cumplidas. Corregir esta situación implicaría un potencial perjuicio económico a las Empresas de Telefonía Celular que deberán rediseñar sus redes en gran parte de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires.

Se comprende entonces su interés en distorsionar la cuestión del posible efecto Nocivo de las Radiaciones.

Por lo tanto, las Organizaciones Vecinalistas Sugerimos :

– Dejemos que instalen los medidores/monitoreos.

– Fijemos nosotros un límite precautorio (para esto se podría convocar a científicos, estudiar las reglamentaciones de otros países, etc.)

– Denunciemos cuando se exceda ese límite y no lo que dice la norma Argentina.

 Mientras tanto, tendríamos que impulsar algún tipo de proyecto de ley para que de una vez por todas, la legislación y/o reglamentación Nacional, Provincial y Municipal tenga en cuenta los posibles efectos nocivos de largo plazo de las radiaciones y por lo tanto se contemplen el Principio Precautorio.

Destacamos los Vecinos Autoconvocados Barriales de Quilmes. reunidos en Comisión con Concejales del H.C.Deliberante, para el Recupero y ordenamiento de la Ordenanza N° 11028, sugerimos suplantar las Torres/Antenas por equipos de trans­ receptores de baja potencia uno(1) por cuadra dentro de la zona residencial de la ciudad sin antena, reemplazando las Torres/Antenas por una línea con pérdida a lo
largo de la cuadra. Mantener torres/antenas comunitarias trans-receptoras fuera de la zona residencial, deberán estar instaladas a no menos de 2000mts de las zonas residenciales para cubrir la zona periférica de las Ciudades donde la densidad de la población es reducida. (Ing N. Hugo Mata, egresado de la UCA Córdoba, Director Dpto Ing Electrónica en la FRBB (UTN) Técnicas Comunicaciones Digitales, Fibras Ópticas).

VECINOS AUTOCONVOCADOS INTERBARRIALES DE QUILMES Y GRAN BS. AS.
BEATRIZ DUSEVICH                        OMAR SAUCEDO

MUNICIPALIDAD DE QUILMES MESA GENERAL DE ENTRADAS FECHA:   22/06/10                

DUSEVICH   BEATRIZ   EDEI MOTIVO:   RECHAZO ANUNCIO DE LA FEDERACIÓN ARGENTINA DE MUNICIPIOS S—MONITOREOS ANTENAS Movimiento SEC MEDIO AMB, HIG URB Y TURISHC.

Las ondas electromagnéticas no ionizantes de las antenas de telefonía celular móvil nos siguen contaminando, noche y día. Insistimos con la protesta…

junio 16, 2010

Envié a la siguiente dirección, la nota que sigue. http://rosendo.blog.labolsa.com/contactar/mandar.phtml

Las antenas de telefonía celular móvil producen grave contaminación por radiaciones elecromagnéticas no ionizantes de baja intensidad, que provocan serias enfermedades en los organismos vivos incluyendo los niños, el hombre y la mujer, que se encuentran en su radio de acción que de acuedo a la intensidad de emisones es de hasta 600 metros. Las antenas matan, o enferman. No se cumple el principio precautorio de la legislación ambiental para preservar la salud de la población, ni el artículo 41 de nuestra Constitución Nacional. La población se va informando del ilícito, es muy grave, y si no hacen algo urgente por resolverlo definitivamente para preservar con seguridad la salud, las acciones de estas empresas de telefonía móvil van a caer en picada y las empresas irán a una bancarrota segura.Ver la info completa en:  www.parenlasantenas.wordpress.com

Son responsables tanto autoridades nacionales de las telecomunicaciones como empresarios de telefonía que han desinformado, ocultado información, o callado…

Más sobre la contaminación cancerígena de las antenas de telefonía celular móvil.

junio 12, 2010

Efecto cancerígeno de las antenas repetidoras Una antena repetidora, es mucho peor que el uso de terrenos envenenados con plomo… Dos científicos realizaron un trabajo en Chile sobre las últimas investigaciones respecto de los efectos de la radiación electromagnética y la salud humana. Un asunto controvertido frente al que rara vez la opinión pública recibe información objetiva. La lectura del informe realizado por el doctor Silva Morelli (1) deja un sabor amargo y plantea un interrogante a propósito del precio que se paga por entretenimiento y comunicación instantánea. El trabajo de los doctores Andrei Tchernitchin (2) y Rubén Riveros (3) consiste en una exposición resumida –para científicos– de todas las ultimas investigaciones sobre efectos descritos para las diferentes clases y fuentes de radiación electromagnética no-ionizante de frecuencia baja ELF. Describe los trabajos donde existe una asociación estadísticamente significativa, hecho que sólo implica la aceptación por el investigador, de una hipótesis de trabajo. Hago esta acotación para enfatizar que un hallazgo científico no es una verdad divina, ni siquiera un dogma de fe. Es sólo lo que uno hoy cree cierto, aunque mañana sea olvidado. En las investigaciones sobre enfermedades estadísticamente asociadas con ELF, se describen las fuentes de emisión y las poblaciones observadas con una minuciosidad científicamente impecable. Como nuestro propósito se reduce a entregar una visión muy resumida de los hallazgos más importantes, pudiere suceder que algún lector deseare una mayor profundizació n temática, este trabajo también se puede obtener directamente de sus editores o en la Internet: http://www.colegiomedico. cl/biblioteca. asp?abc=E&ids=198&ids2=314 En las 72 publicaciones, base del trabajo publicado, se demuestra la existencia de relaciones entre la radiación electromagnética y múltiples enfermedades, como: leucemia en todas las edades, tumoresdel sistema nervioso central o linfomasmalignos, la enfermedad de Hodgkin, cáncer y muchas más. El National Institute of Environmental Health Sciences, de Estados Unidos de Norteamérica, concluyó que los campos de radiaciones electromagnéticas de las redes o de los transformadores de alta tensión debían considerarse como “posible carcinógeno humano”. También se ha visto una asociación entre el uso de diversos electrodomésticos y el cáncer, especialmente infantil. La significación estadística descrita es fuerte para cánceres del sistema nervioso central, especialmente cerebrales, en niños. Existe correlación entre la exposición a campos electromagnéticos débiles de origen ocupacional y el cáncer. Esta correlación es estadísticamente fuerte para cánceres del sistema nervioso central, especialmente cerebrales, en trabajadores eléctricos y más débil para la asociación de leucemia y melanoma en trabajadores eléctricos. La mortalidad por cáncer de mama es mayor en trabajadoras eléctricas de sexo femenino que en otras trabajadoras. Once estudios ocupacionales relacionados con cáncer de mamaen la mujer, han observado riesgos relativos en las mujeres post-menopáusicas con historia ocupacional relacionada con a campos electromagnéticos, en mujeres instaladoras y reparadoras de teléfonos; en analistas y programadores; en operadoras de radio y telégrafo; y en operadoras telefónicas en otro estudio . Se describe una asociación entre campos electromagnéticos pulsátiles y cáncer pulmonar en trabajadores de artefactos eléctricos en Quebec (Canadá) y en Francia. En un estudio basado en 170.000 trabajadores se ha demostrado la asociación de exposición ocupacional a campos electromagnéticos ELF con la incidencia de tumores cerebrales y el cáncer de colon y cáncer testicular no seminoma. En un estudio basado en 1.596.959 hombres y 806.278 mujeres en Suecia, se investigó la incidencia de diversos tipos de cáncer entre 1971 y 1984. Se describió en hombres un aumento del riesgo de cáncer testicular en trabajadores jóvenes, y en mujeres una clara asociación con cáncer del cuerpo uterino. Además se han descrito asociaciones entre la exposición y los siguientes tipos de cáncer en hombres: cáncer de colon, de vías biliares, hígado, laringe y pulmón, riñón, órganos urinarios, melanoma, cáncer de piel no-melanoma y astrocitomas III-IV. Para las mujeres, se han descrito asociaciones con cáncer pulmonar, de mama, melanoma y leucemia linfocítica crónica. Se ha sugerido, una interacción del campo electromagnético con los sistemas inmune y endocrino, los que interfieren aumentando el riesgo de cáncer en sujetos expuestos. El riesgo de leucemia adulta, en habitantes de una zona dentro de la distancia de 2 km. de una antena de transmisión de televisión estaba aumentada 1.83 veces. La asociación entre el incremento de la incidencia y mortalidad por leucemia en proximidades de antenas de transmisión de televisión en Australia, estaba aumentada en 1.24 veces. Considerando solo los niños, la incidencia de leucemia estaba aumentada en 1.58 veces y la mortalidad aumentada en 2.32 veces. Radiación electromagnética de teléfonos celulares La radiación electromagnética de 900 MHz. proveniente de teléfonos celulares, entrega un efecto térmico que puede alcanzar al tejido cerebral, con sus consiguientes efectos adversos para la salud. La exposición de animales de experimentació n (ratones) a este tipo de radiación causa en éstos un riesgo relativo de 2.4 en relación a animales controles para desarrollar linfomas. Recientemente se ha demostrado que existe un importante aumento del riesgo de desarrollar un neurinoma acústico en el lado del uso del teléfono celular, por 10 o más años de uso. Se ha demostrado también que los campos electromagnéticos emitidos por teléfonos celulares alteran los electroencefalogram as, principalmente durante actividades que involucren memoria . Por último, se ha demostrado que la exposición in vitro de leucocitos humanos a radiación electromagnética de frecuencias usadas en telefonía celular causa un efecto genotóxica (aneuploidía del cromosoma 17) a intensidades que no producen efecto térmico, apoyando la hipótesis que los efectos que se producen ocurren por mecanismos no térmicos. Se han detectado efectos biológicos tales como un aumento de la permeabilidad de la membrana de eritrocitos humanos con densidades atérmicas de radiación electromagnética de 2450 MHz. Otras enfermedades que están estadísticamente asociadas son esclerosis lateral amiotrófica, enfermedad de Alzheimer, asma bronquial, enfermedades alérgicas, aumento de incidencia de abortos, dermatitis por monitor de televisor o computador, electro-supersensib ilidad, alteraciones neuroconductuales, cardiacas (incluyendo infarto del miocardio) y endocrinas, abortos espontáneos. Se han investigado las muertes causadas por arritmia, infarto agudo del miocardio, y establecido una correlación entre exposición acumulativa en UT/años y muertes por arritmia y por infarto agudo del miocardio. La radiación electromagnética aumenta la proliferación celular, en especial en algunas líneas celulares tumorales, lo que puede contribuir a incrementar el desarrollo de tumores. También puede originar efectos indirectos, como alterar el funcionamiento de marcapasos, alterar la permeabilidad celular, aumentar la proliferación celular como en el cáncer de próstata, etc. Junto a lo descrito, se han observado, Alteraciones en la membrana celular. Aumento de la permeabilidad de la barrera hematoencefálica. Proteínas de choque térmico (HSP). Cambios endocrinos. Mutagenicidad producida a causa de daño al material genético. Imprinting o alteraciones en la programación de diversos tipos celulares, lo que implica una alteración en la función de las células afectadas por el resto de la vida de la persona, determinando la generación tardía y no predecible, de diversas enfermedades. (1) Ex-profesor de la Facultad de Medicina, Universidad de Chile. (2) Laboratorio de Endocrinologí a Experimental y Patología Ambiental, Instituto de Ciencias Biomédicas, Facultad de Medicina, Universidad de Chile; Departamento de Salud y Medio Ambiente, Consejo Regional Santiago, Colegio Médico de Chile. (3) Departamento de Biofísica y Medicina Nuclear, Facultad de Ciencias Médicas, Universidad de Santiago de Chile; Servicio de Radiología, Hospital Salvador, Santiago de Chile.

Los vecinos se autoconvocan para defenderse de las antenas de telefonía celular móvil, ante la inacción de las autoridades, entes y empresas, que aun niegan la evidencia del daño a la salud que producen.

abril 8, 2010

Me dirijo a Ud. en nombre de los vecinos de Capital Federal y del conurbano, para solicitar con carácter de urgente una nota sobre telefonía celular, antenas, teléfonos, Wi-Fi, etc.
 
Le envío a dicho efecto documentación ya corroborada internacionalmente y un articulo editado por este diario en el año 2001.
 
El informe que se encuentra en este mail está redactado en base al pedido de informes del diputado Martin Hourest en marzo del 2009 a la comisión de ecología y una reunión realizada en la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el 5 de junio del 2009.  Ni Marta Varela quien presidía dicha comisión ni Mauricio Macri han respondido las reiteradas presentaciones, consultas, exposiciones.
 
No existe ni un celular ni una sola antena que sea legal pues se trata de una letal tecnología, prohibida por nuestra carta magna y por el principio precautorio firmado en Río en 1992, etc.
 
Todos los barrios tienen personas afectada y suman algunos cientos los muertos, como podrá Ud. corroborar. Radiación electromagnética es un ilícito estudiado hace décadas y décadas en sus efectos devastadores sobre el ser humano, flora y fauna.
 
Son innumerables los niños con leucemia en todos los barrios.  Los campos electromagnéticos, no son estáticos como podrá Ud. leer aquí y profundizar el tema con especialistas, la radiación sin control pone en riego inminente a toda la población.
 
Le saluda muy cordialmente,
 
              Arq. María Fernanda Etchevarne Parravicini 
 
              Vecinos afectador por radiación electromagnética: todos.

Antenas contaminantes.

abril 8, 2010

Miércoles, Abril 7, 2010 por FILATINA.

 El actual y permanente emplazamiento de bases, antenas, elementos y accesorios contaminantes que utilizan las redes de telefonía celular móvil para su servicio.

Esta situación ocurre a diario impulsada por las compañías de telefonía celular que amparadas por un ilegal e inaplicable principio de libre mercado saturan la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) con cientos y cientos de antenas en cualquier lugar que les garantice óptima cobertura y ganancias, tales como azoteas, patios, terrenos aledaños a nuestras viviendas, colegios, hospitales, geriátricos y hasta las hay camufladas como palmeras, etc. Lamentablemente el desarrollo económico e industrial acontecido en los últimos tiempos señala enfáticamente la dicotomía entre el ambiente y un devastador y no comprendido desarrollo, pues el supuesto progreso ha sido posible a costa de centenares y centenares de personas muertas o afectadas gravemente en su salud, así como el deterioro o extinción de flora y fauna.

El 84% de las antenas, bases y sus construcciones aledañas son clandestinas y por lo tanto carecen de un previo aviso para los vecinos que sea claro y detallado, pues aprovechando la existencia de vacíos judiciales, se realizan sin las autorizaciones municipales correspondientes y nos muestran el rostro de los hechos consumados: 100mw/cm cuadrado (Europa 0,1 a 10) dado el mayor tiempo de utilización de esta letal tecnología en otros países ha sensibilizado la actitud de organismos técnicos, científicos, de salud publica y del publico en general para investigar sus gravísimos riesgos para la salud humana, flora y fauna.

En efecto, ya existen mas de 30.000 informes de entes y científicos de prestigio internacional que han permitido establecer con fundamentos serios e independientes de los intereses económicos de estas compañías los daños causados sobre la salud , patologías tales como: cáncer, abortos, leucemias, malformaciones congénitas, alteraciones del ADN, hipertensión sanguínea, stress, calentamiento cercano al oído y la córnea, alteraciones del ritmo cardiaco, alteraciones de las ondas cerebrales, autismo, Alzheimer, epilepsia, fibromialgia, cataratas, hipotiroidismo, melanoma maligno, esterilidad femenina y masculina, náuseas insomnio, vértigo, zumbido de los oídos, pérdida de la memoria, etc.

En relación a su funcionamiento podemos señalar, como estas antenas envían y reciben ondas electromagnéticas de todos los teléfonos móviles que se desplazan por la zona, las ondas electromagnéticas penetran fácilmente en edificios, personas, flora y fauna siendo absorbidos por todo ser viviente de forma acumulativa. Como el cuerpo humano funciona como un delicado campo electromagnético, cualquier campo electromagnético externo puede interferir su funcionamiento y producir efectos biológicos devastadores. Los representantes de estas compañías intentan convencernos que la potencia de las antenas es similar a la de cualquier electrodoméstico, pero no explican que la corriente alterna de dichos aparatos, cables y transformadores de uso diario inducen un campo electromagnético estático que no se proyecta en el espacio y desaparece a pocos decímetros del aparato. Por el contrario las radiaciones de telefonía móvil viajan decenas y decenas de kilómetros de distancia alejándose de la fuente de emisión, por lo que podemos comprender la gravísima situación de la ciudad de buenos aires con 84 % de antena clandestinas y con valores de densidad de potencia de 100mw/cm cuadrado, recordemos que en Salzburgo es de 0,1 Mw/cm cuadrado.

Para decirlo gráficamente la ciudad es similar a una enorme jaula atravesada en todas direcciones por ondas electromagnéticas que son absorbidas por nuestro cuerpo en forma acumulativa. Es importante señalar también que los operadores de telefonía celular como no pueden demostrar que las radiaciones emitidas por telefonía celular, antenas y teléfonos, son inocuas para la salud, ya que no existe ni un solo científico que se atreva a certificarlo, intentan tranquilizarnos diciéndonos que los niveles que emiten están dentro de la ley.

Y esto podría ser cierto o no, pues siendo la CNC (comisión nacional de comunicaciones) el ente que controla y realiza mediciones de densidad de potencia y su estrecha vinculación con CICOMRA (empresa que nuclea a las empresas de telefonía) y no existiendo desde el año 2000 ningún ente independiente, pues hasta ese año era posible pedir una auditoria o peritaje a los laboratorios de las universidades (UTN, UBA, ITBA, UNLP, etc.), pero ante la falta de presupuesto se han visto obligados a recibir apoyo de dichas empresas y su correspondiente sponsor. Esto determina la ausencia de imparcialidad.

La peligrosidad de estos adefesios está también demostrada por las empresas de seguros ya que se niegan a asegurar a sus clientes frente a los daños sanitarios derivados del uso del teléfono celular o vivir dentro del área de unos 600 metros de radio con una antena por epicentro. A pesar de lo que señala nuestra constitución nacional en tanto establece la obligación de recomponer en caso que se produzca un daño en el ambiente, la realidad señala que tal tarea se torna en una empresa de muy difícil o imposible cumplimiento frente a los efectos devastadores del electro smog.

Por lo dicho, ante la crítica situación e inminente riesgo de toda la población como resultado de la absoluta falta de control del gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) , los organismos nacionales y el incumplimiento de toda normativa legal por parte de las empresas, los vecinos exigimos en virtud de nuestros legítimos derechos constitucionales ( Art. 10, 20, 22, 26, 28 de la constitución de la CABA y el principio precautorio recomendado por la OMS y el Art. 41 de la constitución nacional)

1- Suspender en el término de 48 hs. el funcionamiento de todas las antenas de telefonía celular de la CABA.

2-Suspender el otorgamiento de nuevas autorizaciones para la colocación de antenas, bases, soportes y/o estructuras portantes de telefonía celular de forma inmediata.

3-Efectuaren el plazo de una semana el relevamiento de las antenas, bases, soportes, y/o estructuras portantes que se encuentren instaladas.

4-Crear en el ámbito del Consejo Deliberante de la CABA una comisión evaluadora sobre la contaminación electromagnética de las antenas de telefonía celular en salvaguarda del medio ambiente y la salud de la población.

Podrá requerirse el apoyo técnico de instituciones universitarias, de las secretarías y/o agencias del gobierno de la CABA y nacional y otro tipo de entidades idóneas a los fines de lograr su cometido con imparcialidad. Dicha comisión se deberá constituir en el término de una semana.

5-Efectuar un estudio epidemiológico extenso de nuestros conciudadanos registrando fecha y tipo de afecciones dentro de la población urbana sujeta a la influencia de radiaciones electromagnéticas no ionizantes, incluyendo el correspondiente domicilio residencial y/o legal y laboral.

6-Campaña activa de información publica antes y después de suspender el funcionamiento de las antenas explicando claramente a la población el motivo de dicha determinación en todos sus aspectos técnicos y científicos, no ocultando el nivel de riesgo presente y futuro de la salud de la población.

Vecinos afectados por radiaciones electromagnéticas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

*

febrero 27, 2010

A partir de ahora para nosotros será una suerte de genocidio que se sigan ofreciendo celulares y el servicio de sus antenas transmisoras y retransmisoras, como lo es que se sigan vendiendo cigarrillos con nicotina y otras drogas adictivas.

Febrero 27, 2010 por FILATINA

Recomendamos ver la película

GRACIAS POR FUMAR,

donde se tratan AMBOS TEMAS.

*************************

Es como cuando se mueren personas en un paso a nivel sin barreras y cada vez se denomina “accidente”.

*************************

O cuando en una curva peligrosa en un camino cualquiera no hay señales y se siguen “accidentando” vehículos, como pasó en el lugar donde se murió la familia Pomar.

************************

No son accidentes: HAY CADENAS DE COMPLICIDADES, de RESPONSABILIDADES, de CULPAS, de IMPUNIDAD.

****************

febrero 27, 2010
¿Hablar por celular puede provocar cáncer cerebral?

Desde que comenzaron a operar los teléfonos celulares, muchas personas expresaron su preocupación ante la forma en que podían afectar la salud humana. La convivencia con un aparato que emite continuamente radiaciones inquietó a las asociaciones de usuarios y consumidores de todo el mundo. Como el teléfono se apoya en la cabeza para hablar, el centro de las preocupaciones fue el eventual riesgo de cáncer cerebral. También se mencionó el riesgo de cáncer sobre otros órganos, debido a que el aparato se suele llevar encendido (es decir, emitiendo y recibiendo) en una funda que se apoya sobre el cuerpo.
La respuesta de las empresas fue que se trataba de una fantasía y que el riesgo no existía. Lo mismo dijeron varios estudios epidemiológicos firmados por entidades científicas muy respetables.
Por eso llama la atención la noticia de que las grandes empresas de telefonía celular están patentando ahora aparatos que no dañan la salud. Les enviamos la traducción de un par de notas periodísticas publicadas en Londres sobre este tema. De ellas surge que, mientras las empresas negaban públicamente el tema de las radiaciones y su influencia sobre la salud, por otro lado estaban investigando alternativas.
¿Cómo es eso? ¿No era que esas radiaciones eran inocuas? ¿Las empresas mintieron antes, cuando dijeron que sus aparatos no dañaban la salud? ¿O mienten ahora, para poder colocar en el mercado un producto nuevo y, tal vez, más caro que el anterior? Y si el aparato anterior, que ellos decían que era inocuo, ahora resulta ser peligroso, ¿cómo creerles cuando dicen que el nuevo aparato es realmente inocuo?
¿Qué significa el que realmente no haya nadie en el mundo ocupándose de constatar que los productos que ofrecen las grandes compañías no afecten la salud humana? ¿Por qué no exigir esa comprobación antes de que un producto salga al mercado, en vez de esperar a ver si el uso causa daños? ¿No hay algo que debería cambiar en la concepción que tienen nuestros dirigentes sobre las funciones del Estado?
Entrada de radiaciones al cerebro humano mientras se habla por teléfono celular
Modelizado por Universidad de Utah, publicado en revista Mundo Científico (La Recherche)
 

REINO UNIDO:

 LAS MAYORES COMPAÑÍAS DE TELEFONÍA MÓVIL PATENTAN APARATOS QUE REDUCEN EL RIESGO DE TUMORES CEREBRALES

LONDRES, 11 (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Marta Altuna)   Las mayores compañías de telefonía móvil (Nokia, Ericcson y Motorola)  anunciaron hoy que han patentado unos aparatos para reducir el riesgo de contraer tumores cerebrales ya que muchos de sus clientes dejan de  utilizarlos por temor a que pueda ser nocivo para su salud, según señala hoy el diario ‘The Times’.

Estas patentes muestran el interés de las compañías de teléfonos móviles en reducir los componentes que provocan la radiación. Aunque la opinión  de los científicos está dividida a este respecto, los tres grandes del  sector no quieren perder clientes que puedan temer que va a ser dañino para su salud.

Nokia mandó una misiva a la Oficina de Patentes de los Estados Unidos en Washington en la que se asegura que se ha sugerido que la continua exposición a la radiación de radiofrecuencias puede llegar a desarrollar un tumor maligno.  El representante británico de la Asociación de Consumidores, Alasdair  Philips, señala que este hecho confirma que las compañías de teléfonos móviles aceptan la posibilidad de que existan riesgos mucho más en  serios de lo que reconocen públicamente.  (EUROPA PRESS SALUD)


Los fabricantes poseen patentes para disminuir las radiaciones.

 Por Jeffrey Silva. Junio 4, 2001<?xml:namespace prefix = o ns = “urn:schemas- microsoft- com:office: office” />

WASHINGTON. Mientras que la industria inalámbrica defiende la ausencia de riesgo de los teléfonos móviles, los principales fabricantes de estos teléfonos, durante la pasada década, han buscado -y aceptado- patentes para reducir el tipo de radiación que absorbe la cabeza humana, que algunas investigaciones sugieren que podría estar relacionada con cáncer cerebral y toda una serie de desórdenes neurológicos.

En un documento que se hará público próximamente, el abogado de los usuarios de inalámbricos, Carl Hilliard revelará que Nokia Corp., Motorola Inc. y L.M. Ericsson han recibido patentes desde mediados de los 90 para reducir la radiación de los teléfonos móviles. La nueva información, obtenida directamente de las patentes, se espera que se introduzca en varios pleitos planteados por Hilliard, el abogado de Peter Angelos en Baltimore, y otros, sobre cánceres relacionados con teléfonos móviles.

Hasta la fecha, las empresas de telefonía sin hilos -respaldadas por varios estudios- han declaradado que los teléfonos no ofrecían riesgos y se han distanciado de las industrias de accesorios para la protección de las radiaciones de los móviles. El Consejo de Alimentación y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA) que supervisa los aparatos emisores de radiaciones, y organismos gubernamentales del otro lado del océano, dice que la investigación hasta ahora no parece relacionar los teléfonos móviles con el cáncer, pero advierte que se necesitan más estudios antes de que los teléfonos puedan declararse completamente exentos de riesgo. 

En un caso, Nokia, el primer fabricante de teléfonos móviles, “amarra” una invención patentada directamente para los riesgos sospechados contra la salud como consecuencia de la radiación del teléfono móvil. El 28 de Julio de 1998 Nokia recibió una patente de una capa protectora entre la antena y el usuario para reducir la irradiación electromagnética del usuario.

El invento patentado por Nokia Patent Application afirma que la antena del teléfono móvil está a “unos pocos centímetros del cerebro, los órganos auditivos, el órgano del equilibrio. Aunque un efecto directo por calentamiento podría descartarse sin más consideraciones, se ha sugerido que la radiación de radio-frecuencia modulada induce cambios en las constantes eléctricas, por ejemplo en el equilibrio iónico de los nervios. Una exposición localizada y permanente a irradiación de radio-frecuencia se ha sugerido que debilita las cubiertas de mielina de las células y que con en tiempo conduce a una disfunción de la capacidad auditiva, vértigo, etc. Se ha sugerido que la irradiación de radio-frecuencia puede estimular el sobrecrecimiento de las células de soporte en el sistema nervioso, lo que en el peor de los casos, se ha sugerido que podría conducir al desarrollo de tumores malignos, como por ejemplo el glioma.

…/…

Las patentes hablan por sí solas. Aquí estos señores tienen los medios para proteger a los consumidores de las radiaciones y no están dispuestos a gastarse un par de duros en hacerlo“, dijo Hilliard. “Es escandaloso“.

…/…

Nokia recibió otra patente el 29 de Diciembre de 1998, por un accesorio para aparatos de radio-frecuencia que “disminuye la radiación hacia la cabeza del usuario.”

…/…

El 25 de Enero de 2000 Nokia recibió una patente por un sistema de alarma en teléfonos celulares que permitiría al usuario “reducir al mínimo el valor SAR (Specific Absortion Rate, Tasa Específica de Absorción) y la cantidad de radiación dirigida a su cabeza a base de situar el teléfono en la situación y posición correctas y ajustar el tiempo de transmisión.”

…/…

23 Septiembre 1997. Motorola patenta una funda para la antena que “protege al usuario de la radio portátil de entrar en contacto directo con la radio-frecuencia radiada por el elemento de la antena.”

25 de septiembre 1997. Motorola patenta un invento para “limitar la radiación allí donde la radiación es no deseada“. 

Ericsson patentó un interruptor de antena “para impedir que el teléfono móvil se use a menos que la antena esté totalmente extendida. La patente afirma que si la antena no está completamente extendida, estaría a una indeseable proximidad a la cabeza del usuario, incrementando la tasa de absorción específica de la energía electromagnética de la antena sobre el usuario.”

Otras patentes para reducir radiación fueron registradas por Hitachi en 1991, Mitsubishi en 1992 y Alcatel N.V. en 1996, según Milliard y Microwave News, una publicación comercial con sede en New York.

  


CATARATAS, QUEMADIRAS Y GOLPES DE CALOR.

El Colegio de Abogados de Morón se opone a la existencia de antenas de telefonía celular en ese municipio. En una presentación efectuada ante el Concejo Deliberante de esa ciudad, el Dr. Gustavo Daniel Arias, Director del Instituto de Derecho Ambiental del Colegio de Abogados de Morón, expresa los riesgos que acarrea la contaminación electromagnética sobre esa comunidad.

Mientras tanto, las empresas se apuran para contratar nuevos espacios para poner antenas, amparándose en que no hay ninguna normativa que proteja a los vecinos.

Publicidad engañosa que nadie controla  

Transcribimos el texto completo del Dr. Arias, porque es una adecuada síntesis de los problemas generados por este tipo de contaminación. ¿Tengo que recordarles que las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires todavía no han registrado la existencia del problema?

 Por Dr. Gustavo Daniel Arias

Director del Instituto de Derecho Ambiental

Colegio de Abogados de Morón

1) REPUDIO Y APERCIBIMIENTO:

Por la presente, expresamos nuestro mas absoluto repudio a los programas de construcción indiscriminada e irregular de torres de telefonía celular en la zona del Partido de Morón y aledaños, y dado que conforme la resolución 795/92 de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, el problema que nos ocupa es de competencia directa del Municipio, responsabilizamos desde ya a sus autoridades y a las empresas comprometidas en tamaño despropósito, por los daños y perjuicios que nos ocasiona y eventualmente nos ocasione en el futuro, el desarrollo de esta verdadera invasión de torres celulares, en violación directa de la Ley 20284, relacionada con el art. 2618 del Cód. Cív. y ccs.

En efecto, la instalación indiscriminada y no reglamentada de torres de telefonía celular, provoca contaminación del aire bajo la forma de “agentes físicos”, dado que las radiaciones electromagnéticas son contaminantes, y harto-perjudiciales para la salud de los vecinos que deben convivir con estos adefesios, que asimismo generan contaminación visual, deterioro de la morfología y geografía de los barrios, depreciación de las propiedades, etc; generando un factor de riesgo inminente para la integridad física de los colindantes, dada la precariedad (intimamente relacionada con la rapidez e improvisación del negocio) de medios y controles; a pesar de cuyas ausencias, o quizás en virtud de esas ausencias, se levantan estas ignominiosas y letales construcciones.

Se violan entre otros ordenamientos, el Código de Planeamiento Urbano de la Comuna, las normas de la Secretería de Comunicaciones sobre alturas máximas, las normas técnicas de la misma entidad, y por supuesto que también se pasan por alto, las normas que establecen el procedimiento para la declaración del cumplimiento de las normas de control (46SC/84; SC An.2-39.11; 1690 SC/99)

2) EL FUNDAMENTO  

La comunidad científica internacional, está de acuerdo en que la potencia generada por las antenas de estaciones base de telefonía celular son un riesgo para la salud de los vecinos colindantes a estas, y que la población debe mantenerse alejada del contacto directo con estas antenas.

Existen muchas razones para preocuparse por los problemas en la salud humana debidos a los propios teléfonos celulares. Esta preocupación existe porque las antenas de estos teléfonos transmiten grandes cantidades de energía a radiofrecuencias a partes muy pequeñas del cuerpo del usuario .

Existen normas y recomendaciones de seguridad en todos los países desarrollados sobre exposición del público a las ondas de radio producidas por las antenas de estaciones base de telefonía celular.

Las normas más ampliamente aceptadas son las desarrolladas por el Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (Institute of Electrical and Electronics Engineers) y Instituto Nacional de Normativa de Estados Unidos (American National Standards Institute) (ANSI/IEEE) , la Comisión Internacional sobre Radiación No Ionizante (International Commission on Non-Ionizing Radiation Protection, ICNIRP) , y el Consejo Nacional de Protección Radiológica y Medidas (National Council on Radiation Protection and Measurements, NCRP).

En 1996, la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (U.S. Federal Communications Commission, FCC) publicó unas recomendaciones para las radiofrecuencias que ellos regulan, incluyendo antenas de estaciones base de telefonía celular.

Cuando los científicos examinaron toda la literatura publicada sobre los efectos biológicos de las ondas de radio hallaron que había un acuerdo en una serie de puntos clave.

La investigación sobre ondas de radio es amplia y adecuada para establecer normas de seguridad.

La exposición a ondas de radio puede ser peligrosa si es lo suficientemente intensa. Los posibles daños incluyen cataratas, quemaduras de piel, quemaduras internas y golpes de calor.

Los efectos biológicos de las ondas de radio son proporcionales a la tasa de energía absorbida; y la duración de la exposición no tiene casi importancia .

Basándose en este consenso científico, diferentes organismos y países han tomado diferentes enfoques para establecer normas de seguridad.

El resultado fue una recomendación de exposición (ANSI/IEEE y FCC ), que fija un nivel que tan sólo es el 2% del nivel en el que se han observado realmente efectos biológicos reproducibles. Entendemos entonces, que convivir durante décadas con una torre de telefonía celular en el patio de una casa particular, eleva en mucho mas que ese 2% recomendado, el nivel de exposición de sus habitantes y colinderos.

Las normas de seguridad para exposición incontrolada (público) son violadas cuando las antenas se instalan de tal manera que el público tiene acceso a zonas situadas a menos de 20 pies [6 metros] de las propias antenas. Las normas de seguridad para exposición controlada (laboral) también podrían incumplirse si las antenas se instalaran en una estructura donde se requiera el acceso de trabajadores a zonas situadas a menos de 10 pies [3 metros] de la antena.

Los emplazamientos de las antenas deben diseñarse de tal manera que el público no pueda acceder a zonas que excedan la norma ANSI o FCC para exposición del público en general.

Las recomendaciones FCC requieren cálculos detallados y/o medidas de la radiación de radiofrecuencia generada por algunos transmisores de alta potencia instalados en azoteas y en torres bajas .

Hocking y col. han publicado un estudio epidemiológico “ecológico” que compara municipios cercanos a torre con otros lejanos. Los autores informan de una elevada incidencia de la tasa global de leucemia y leucemia infantil.
En un artículo de opinión, Goldsmith argumenta que existen pruebas de que la exposición a radiofrecuencias está asociada con mutaciones, malformaciones congénitas y cáncer.
En un artículo basado en una presentación de un congreso de 1996 Goldsmith argumenta que los estudios epidemiológicos “sugieren que la exposición a radiofrecuencias es potencialmente cancerígena y tiene otros efectos en la salud”.
Sus conclusiones se basan fundamentalmente en:
– estudios de exposición a radiofrecuencias en la embajada de ESTADOS UNIDOS en Moscú
– los “estudios geográficos de correlación” de Hocking y col. y Dolk y col.
– el estudio en operadores de radar durante la guerra de Corea realizado por Robinette.
Dolk y col. investigaron un agrupamiento de leucemia y linfoma cerca de una antena emisora de alta potencia situada en Sutton, Coldfield, Reino Unido. Hallaron que la incidencia de leucemia en adultos y cancer de piel era mayor de lo esperado en un radio de 2 km de la antena, y que la incidencia de estos cánceres disminuía con la distancia.
Como consecuencia de este descubrimiento, Dolk y col. extendieron su estudio a otras 20 antenas emisoras en el Reino Unido. Los cánceres estudiados eran leucemia, melanoma de piel y cáncer de vejiga en adultos, y leucemia y tumores cerebrales en niños.
Roger Coghill (Reino Unido) y Neil Cherry (Nueva Zelanda) afirman que hay pruebas de que la exposición a radiofrecuencias es peligrosa a intensidades muy por debajo de las recomendaciones de ANSI, FCC, ICNIRP y NRPB.
Cherry afirma que “la exposición a campos electromagnéticosestá altamente asociada con efectos en la salud. Segun Cherry, estos efectos en la salud incluyen “cáncer de muchos tipos, alteraciones del sueño, síndrome de fatiga crónica, abortos, defectos de nacimiento, alteraciones de los ritmos del electrocardiograma y circadiano en humanos y otros efectos nocivos.”
El Dr. Henry Lai (Departmento de Bioingeniería de la Universidad de Washington, Seattle) afirma que la radiación de radiofrecuencia de “baja intensidad” tiene efectos en el sistema nervioso. El Dr. Lai afirma que existen estudios publicados que muestran que la radiación de radiofrecuencia puede producir “efectos en la salud” a “muy bajas intensidades de campo”.
En una reunión en Viena en 1998, y en una carta enviada a organismos públicos en 1999, el Dr. Lai referenció 6 estudios en apoyo de su afirmación de que hay datos que muestran que la radiación de radiofrecuencia puede producir “efectos en la salud” a “muy bajas intensidades de campo”. Estos estudios son:
· Cambios en la barrera hemato-encefá lica (Salford y col., 1997).
· Cambios en la proliferación celular (Kwee y Rasmark, 1997).
· Descenso en la fertilidad de ratones (Magras y Xenos, 1997)
· Descenso la bebida y comida consumida por los ratones (Ray y Behari, 1990)
· Cambios en el transporte de calcio en células. Dtta y col., 1989)
· Daños en el ADN (Phillips y col., 1998)
Aunque la principal preocupación sobre antenas de estaciones base de telefonía celular y SCP parece ser la posibilidad de una relación con cáncer, periódicamente surgen otros temas relacionados con la salud. En particular, son comunes los estudios sobre interferencias con marcapasos cardíacos, abortos y malformaciones congénitas.
Braune y col. informaron de que voluntarios que usaban un teléfono celular GSM de 2 W durante 35 minutos mostraban un incremento de 5-10 mm de Hg en la presión sanguínea.
Eulitz y col. informaron de que los teléfonos celulares pueden alterar la actividad eléctrica del cerebro.
En 1999, Preece y col. informaron de que la exposición de voluntarios a la radiación de radiofrecuencia de los teléfonos celulares podría reducir los tiempos de reacción.
Si la exposición es lo suficientemente intensa, las ondas de radio pueden producir efectos biológicos. Los posibles daños incluyen cataratas, quemaduras superficiales y profundas y golpes de calor.
En el congreso de 1998 de la Sociedad de Bioelectromagnetism o (Bioelectromagnetic s Society, BEMS), el principal foro donde se tratan los efectos biológicos y en la salud de las ondas de radio, se presentaron numerosos artículos sobre ondas de radio y/o sistemas de comunicación personal. De igual forma, en el Segundo Congreso Mundial sobre Electricidad y Magnetismo en Medicina y Biología, celebrado en junio de 1997, se presentaron muchos artículos sobre ondas de radio y/o sistemas de comunicación personal.
Entre esos estudios se encuentra el de Bastide y col. que observaron un incremento de la mortalidad en embriones de pollo expuestos continuamente durante 21 días a radiofrecuencias generadas por teléfonos móviles comerciales.
Las publicaciones relevantes revisadas por expertos entre 1997 y 1999 incluyen:
– Dolk y col. : estudio geográfico de correlación sobre cáncer
– Repacholi y col.: estudio de linfomas en ratones

– Vijayalaxmi y col.: estudio celular de genotoxicidad
– Cain y col.: estudio celular de genotoxicidad
– Toler y col.: estudio de carcinogenotoxicida d en animales
– Frei y col. : estudio de carcinogenotoxicida d en animales
– Lagorio y col. : estudio epidemiológico ocupacional
– Imaida y col.: estudio de promoción de tumores hepáticos
– Braune y col. : voluntarios humanos que utilizaron teléfonos celulares mostraron un incremento de la presión sanguínea.
– Kwee y Rasmark : la exposición a radiofrecuencias de 960 MHz (SAR=0,00002- 0,002 W/kg) produjo un ligero descenso en la tasa de crecimiento de células humanas en cultivo.
– Antonopolous y col. : estudio de crecimiento celular y genotoxicidad
 
– Phillips y col. : estudio de genotoxicidad celular
– Verschaeve y Maes : revisión de los estudios de genotoxicidad de las radiofrecuencias
– Brusick y col.: revisión de los estudios de genotoxicidad de las radiofrecuencias Eulitz y col. : voluntarios que usaron un teléfono celular mostraron cambios en la actividad cerebral.
– D’Andrea : Una revisión de los efectos de la radiación de radiofrecuencia en el comportamiento.
-Preece y col. : Los efectos de las radiofrecuencias en el funcionamiento del cerebro.
Un estudio de 1997 informa de que ratones expuestos durante 18 meses a campos de radiofrecuencia intensos, pero intermitentes, del tipo utilizado por los teléfonos celulares digitales, tenían una mayor incidencia de linfoma.
– En 1994, Liddle y col. publicaron un estudio que examinaba los efectos de las radiofrecuencias de 2.450 MHz en ratones expuestos durante toda su vida. Los ratones fueron expuestos 1 hora al día, 5 días a la semana, durante toda su vida, a 2 ó a 6,8 W/kg. La duración de la vida era significativamente más corta en los ratones expuestos a 6,8 W/kg (mediana de 572 días frente a 706 días en el grupo de control).
Los autores sugirieron que el calentamiento por exposición a 6,8 W/kg era lo suficientemente estresante como para reducir la duración de la vida.
En 1995 y 1996, Lai y Singh informaron que las radiofrecuencias producían daños en el ADN (daño genotóxico) en ratas. En estos experimentos las ratas eran expuestas a radiofrecuencias de 2.450 MHz a 0,6 y 1,2 W/kg. Después de la exposición los animales eran sacrificados y se analizaban las células de sus cerebros en busca de daños en el ADN. Los autores informan de un incremento en la rotura de cadenas de ADN 4 horas después de la exposición.
  
4) CONCLUSION:
 
No estamos en contra del progreso, ni del desarrollo de las telecomunicaciones en nuestro país, solo queremos que el proceso de desarrollo sea lo que su nombre indica, y para eso, no debe dejarse de lado la sustentabilidad y la sostenibilidad del mismo.
Nuestra calidad de vida y nuestra salud, no pueden ser sacrificadas en los brazos del mal llamado “progreso”.
No defendemos intereses particulares, porque aquí está en juego la calidad de vida de toda la comunidad.



 
Y nuestro BLOG :http://www.queremos bsas.blogspot. com

 

Gran cantidadad de personas con cáncer cerebral, demandan por cifra millonaria a empresas de telefonía celular móvil, por la contaminación de las ondas electromagnéticas provenientes de los teléfonos portátiles. Consideran que fueron perjudicados por esas emisiones, de las que las compañías no alertan. Recuerda el caso del cáncer pulmonar provocado por los cigarrillos, que las empresas escondían su perniciosa influencia para la salud. Las antenas también contaminan, a todos los que se encuentren bajo se radio de influencia que están siendo bombardeados por las ondas no ionizantes.

febrero 22, 2010

Los celulares contaminan primero el cerebro de las personas que los usan; las antenas contaminan con radiaciones electromagnéticas no ionizantes, a todos los que estén en su entorno.

Lunes, Febrero 22, 2010 por FILATINA

Un grupo de víctimas de tumores cerebrales
Demandan por cáncer cerebral a proveedores de celulares.
Fuente: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=47154
 Se exigen indemnizaciones millonarias:
 El patrocinante es el mismo abogado norteamericano que ganó un juicio a la industria tabacalera. Será demandada la mayor empresa de telefonía celular del mundo. 
Un proveedor británico de teléfonos celulares enfrenta demandas por miles de millones de dólares por parte de víctimas de tumores cerebrales.
Según publica el diario inglés The Times en su edición del 28 de diciembre pasado, las demandas, que serán presentadas por uno de los abogados más exitosos de Estados Unidos, son la mayor ofensiva legal conocida hasta ahora contra esta industria.
Y el que está al frente del caso no es otro que Peter Angelos, que hace poco patrocinó a un grupo de demandantes ante la industria tabacalera de Maryland, Estados Unidos, que tuvo que abonar la friolera de 4200 millones de dólares por daños.
John A. Pica, abogado del estudio de Angelos, manifestó: “Si estas empresas sabían de los peligros de la radiación de los teléfonos celulares en cuanto a que pueden producir cáncer, deben ser castigadas con dureza”.
Angelos, que ganó casi 1000 millones de dólares en el acuerdo con la industria del tabaco en Maryland, se prepara para lanzar dos de las demandas antes de marzo y las restantes siete u ocho durante el año.
Pica confirmó que Verizon Wireless, una empresa conjunta de Vodafone (la mayor firma de telefonía móvil del mundo) y Bell Atlantic, de Estados Unidos, aparecería como demandada en casi todos los juicios. Verizon es la empresa más grande de telefonía móvil en Estados Unidos, con 26 millones de clientes. Estos casos podrían convertirse en ejemplo para que otros sigan el mismo camino.
En cada una de sus demandas, Angelos reclamará compensación frente al daño sufrido por quienes padecen tumores cerebrales, más los ingresos que perdieron como resultado de la enfermedad. También pedirá compensación para las familias de los usuarios.Víctimas y

victimarios.

Hasta ahora, las empresas han logrado defenderse exitosamente contra las denuncias de que los teléfonos celulares pueden causar tumores cerebrales. Esto no evitó, sin embargo, una sucesión de demandas por problemas de seguridad de los aparatos, principalmente de antiguos operarios que sostienen haber estado sobreexpuestos a radiación de teléfonos móviles.
“El informe Stewart, el más completo de su tipo hasta ahora en Gran Bretaña -dijo un vocero de Vodafone- , indicó que los teléfonos y estaciones de base celulares no representan ningún peligro para salud. Pero nunca podremos probar que no existe un vínculo entre éstos y los tumores cerebrales.

Necesitamos investigar más.” Si tienen éxito, las acciones legales de Angelos tendrían un efecto devastador sobre el precio de las acciones de las empresas de telefonía móvil.

Esta información es proveniente del artículo de LA NACIÓN http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=47154

También la publicamos en el Blog de FILATINA en www.filatina.wordpress.com y en www.parenlasantenas.wordpress.com

Conferencia sobre antenas.

noviembre 30, 2009

EL PRÓXIMO VIERNES 4 DE DICIEMBRE A LAS 18:00 Hs SE LLEVARÁ ACABO UNA CONFERENCIA CON EL ABOGADO CAPARELLI , RENOMBRADO EN EL TEMA “ANTENAS”. SE REALIZARÁ EN LA SOCIEDAD DE FOMENTO 14 DE ABRIL EN LA CALLE SAN MAURO 1747, QUILMES . ENTRADA LIBRE Y GRATUITA.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.